Iran Moreno-Balvaneda, un joven de 13 años murió de manera sorpresiva cuando jugaba videojuegos por una bala perdida en que impactó en su casa de Pasadena, California, según informaron medios locales.

Según el reporte de la cadena CBS en California, Estados Unidos el trágico hecho ocurrió el pasado sábado 20 de noviembre sin embargo continúan surgiendo datos sobre la muerte del menor.

La familia Balvaneda creó una cuenta de GoFundMe para recaudar fondos para ayudar a pagar los gastos del funeral de Iran. El dramático incidente ha conmocionado a la comunidad.

"Con el corazón roto, compartimos la trágica e inesperada pérdida de nuestro amado Iran Moreno," escribió la familia en esta página. "Iran era un hijo, hermano y amigo, de 13 años, con un futuro brillante por delante. Era un alma dulce y amorosa que llevaba su corazón en la manga y trataba a la gente con una dulzura y una ternura que eran únicas".

Iran Moreno fue alcanzado por una bala perdida. Credit: Pasadena Police Department

Por su parte, el portal Pasadena Now, informó que la familia recaudó al menos 22 mil dólares para servicios fúnebres del menor.

Versión Oficial

Oficiales del departamento de policía de Pasadena respondieron a una llamada de emergencia sobre las 6:12 p.m del sábado, cuando Iran impactado por una bala perdida.

El adolescente estaba jugando videojuegos en su habitación cuando se escucharon de tres a cinco disparos cerca de la casa, según indicó su familia.

Lee: Migrante hondureño murió en Estados Unidos secuestrado

Al menos una de estas balas entró por la ventana y mató al estudiante, reportó el canal KABC-TV.

Llevado al paramédico

Los paramédicos intentaron salvarlo y fue llevado al hospital, donde fue pronunciado muerto, según las autoridades.

La policía está investigando el caso y buscando al responsable del tiroteo. Las autoridades piden ayuda a la comunidad y de posibles testigos para resolver este crimen. Aún no se ha revelado un posible motivo o si hay sospechosos, y la investigación sigue en desarrollo.

También: Cerca de 11 mil migrantes menores de edad retornados a Honduras en 2021