Herrera García fue captado en video saliendo con dos bolsas de la guardería Divino Niño, ubicada en el Bronx, momentos antes de que el servicio de emergencia llegara a atender a tres niños que presentaban problemas de salud el pasado 15 de septiembre.

Nicholas Feliz Dominici, de un año, falleció de un paro cardíaco causado por exposición al fentanilo. Las autoridades encontraron un laboratorio de drogas dentro de la guardería.

Prófugo de la justicia

A pocos días de la tragedia, el Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió una orden federal para el arresto de Herrera García por cargos de conspiración de narcóticos con resultado de muerte.

Los investigadores establecieron que el hombre había huido a Texas y de allí a México.

En colaboración con alguaciles de Estados Unidos y agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA, en inglés), las autoridades mexicanas localizaron al sospechoso en un autobús en el estado de Sinaloa.

Herrera García fue detenido sin mayores incidentes por la Policía Municipal de Barandilla (Sinaloa), explicó la agencia en un comunicado.

Al respecto, Ralph Sozio, alguacil de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, dijo que el arresto del sospechoso es un ejemplo de la eficacia de la colaboración internacional, y resaltó que estas alianzas "son más fuertes que nunca”.

Herrera García fue entregado a las autoridades estadounidenses de California, donde este jueves se presentó frente al juez federal Michael S. Berg y acusado formalmente de dos cargos graves relacionados con la distribución de drogas que dejaron como resultado una muerte.

Otros acusados

Junto a Herrera García han sido acusados su esposa Grei Méndez De Ventura, de 36 años y propietaria de la guardería; Renny Antonio Parra Paredes, de 38 años, y Carlisto Acevedo Brito, de 41.

Los cuatro enfrentan cargos federales relacionados con la distribución de drogas con resultado de muerte.

Los registros de teléfonos celulares vincularon a Méndez con Acevedo Brito y Parra Paredes. La mujer borró miles de textos y realizó tres llamadas antes de contactar al servicio de emergencia, según documentos judiciales.

Vea además: Muere un niño intoxicado con fentanilo en una guardería de Nueva York