A la fecha, científicos aún no encuentran la cura del coronavirus, pero, mientras la vacuna llega, hay quienes afirman haber predicho su origen. En 2008, una psíquica anciana aseguró haber comenzado a recibir premoniciones, cinco años después publicó un libro sobre el tema.

“Alrededor de 2020, una enfermedad grave similar a la neumonía se extenderá por todo el mundo, atacando los pulmones y los bronquios y resistiendo todos los tratamientos conocidos”, expresó en ese entonces.

Asimismo, detalló que lo desconcertante es que la enfermedad desaparecerá tan rápido como llegó. Pero, atacará 10 años después y desaparecerá por completo.

Esta predicción desapareció de la memoria pública cuando la autora del libro, Sylvia Browne, murió en 2013, según informa la cadena CNN.

Ante ello, el tema vuelve a la palestra a causa de la pandemia del covid-19, porque muchos aseguran que son demasiadas las coincidencias entre lo escrito en el libro y lo que está ocurriendo en el mundo con este virus. Los ojos de muchos están puestos en en el libro de Browne denominado "Fin de los días: predicciones y profecías sobre el fin del mundo".

Su interés ha sido tan alto que, desde hace unas semanas, se encuentra en el segundo lugar en la lista de no ficción de Amazon, y sus impresiones físicas se venden hoy en día a cientos de dólares.

Como citaba Browne, las líneas se extienden combinando los temores del coronavirus con todo; desde la paranoia política, los incendios forestales australianos y los enjambres de langostas en África.

Si bien es cierto, los países han hecho esfuerzos para detener la propagación del virus, los científicos afirman que son capaces de detener la pandemia de coronavirus, que algunos "profetas" advierten como señal del fin del mundo.

Impulso de los profetas

La mayoría de ellos incluye lecturas muy inexactas del Libro del Apocalipsis. Pero algunos se ganan la vida estudiando religión y profecías.

Pero esta situación lo único que provoca es el miedo de todos aquellos que guardan cuarentena en sus hogares.

Por ejemplo, el teólogo Ulrich Lehner, cada vez que se encuentra a un predicador en redes sociales le responde con un versículo, Mateo 24:36.

“Pero sobre ese día u hora nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre”.

“Jesús mismo dijo: ‘No sabes la hora’, sin embargo, algunos profetas autodenominados hoy parecen saber más que los ángeles que rodean el trono de Dios”, dice Lehner.

Predicciones del juicio final

Algunas personas señalaron el final del calendario maya el 21 de diciembre de 2012, para concluir que también significaba el final de el mundo. Advirtieron sobre maremotos gigantes y que La Tierra colisionaría con otro planeta. 

Historiadores dicen que muchos cristianos en Europa del siglo XVII predijeron que el mundo terminaría en 1666 porque los números “666” representaban la marca de la Bestia mencionada en el Libro de Apocalipsis de La Biblia.

Muchos eruditos bíblicos, sin embargo, dicen que el libro del Apocalipsis no es realmente sobre el fin del mundo. Más bien, se trataba del fin del mundo de su autor, un judío devoto y antiguo seguidor de Jesús.

Pero por mucho que se diga o suceda, ningún ser de la tierra sabe con razón cuando será la fecha del fin del mundo. Las distintas teorías solo ahuyentan al mundo y lo mantienen con tensión.