La Sociedad Americana de Sismología publicó un boletín, donde afirma que debido a la actividad sísmica en el área de Ridgecrets, California durante el 2019, existe una amplia posibilidad de 2.3 por ciento que un terremoto de 7.5 (escala Ritcher) o mayor cantidad de grados ocurra en la falla de Garlock.

Esta falla atraviesa de este a oeste el norte del desierto de Mojave. Según el estudio, el evento sería como una acción en cadena: Ridgescrest activaría Garlock; y Garlock activaría San Andreas.

Si ocurre esto en la falla del desierto de Mojave, aumentaría en un 1.15 por ciento la posibilidad de un gran terremoto en la falla de San Andreas durante el próximo año. La falla recorre 1,300 kilómetros a lo largo de California y parte de México.

A pesar de que los porcentajes aparentemente son bajos, el aumento sugiere un riesgo. A criterio de una fuente citada por LA Times, “si la proyección de Garlock sucede, la falla de San Andreas estará en alto riesgo de actividad”, afirmó Lucy Jones, coautora del estudio.

Te puede interesar: Se cumplen 60 años del terremoto más fuerte de la historia ¿Dónde fue?

https://twitter.com/DrLucyJones/status/1282747712257978369

La última actividad sísmica fuerte reportada en la falla de San Andreas fue en 1857 con un sismo de 7.9 en la escala de Ritcher.

¿Qué es la falla de San Andreas?

La activación de la falla podría causar grandes estragos en la ciudad de Los Ángeles, una de las más pobladas de Estados Unidos./Foto: diario Clarín

Es una falla transformante continental que discurre por unos 1300 km a través del estado de California, en Estados Unidos y Baja California, en México. Forma el límite tectónico entre la placa Norteamericana y la placa del Pacífico y su desplazamiento relativo es horizontal dextral (direccional derecho).

Esta falla es famosa por producir grandes y devastadores terremotos. El sistema está compuesto por numerosas fallas o segmentos. El sistema de fallas de San Andrés termina en el golfo de California.

La ciudad de Los Ángeles y comunidades aledañas, se preparan para una situación de emergencia, ya que los científicos pronostican que este sismo de gran magnitud se presentará dentro de los próximos 30 años

Vea: Coronavirus, terremotos, erupción de volcanes y hasta amenaza de guerra, ¿es 2020 un año apocalíptico?