En el video, se puede observar al cliente, identificado como Anthony Ramos, a bordo de su vehículo rojo, involucrado en una acalorada discusión con una de las empleadas del local. El motivo de la disputa parece ser una queja relacionada con la ausencia de unas papas fritas en su orden.

La situación se agrava cuando otra empleada se incorpora a la discusión, sosteniendo su teléfono celular y respondiendo airadamente a los reclamos de Ramos. La tensión aumenta cuando el cliente, visiblemente frustrado, comienza a lanzar las papas fritas y un vaso con refresco contra las dos empleadas del restaurante.

En un giro escalofriante, una de las empleadas saca un arma de fuego, abre la ventanilla y comienza a apuntar y disparar al menos dos veces contra el vehículo de Ramos, quien, atemorizado, huye rápidamente del lugar.

Demanda

Este episodio tuvo lugar en un restaurante de Jack-in-the-Box ubicado en las proximidades del Aeropuerto Intercontinental George Bush de Houston, Texas, según las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Anthony Ramos no tardó en tomar medidas legales y presentó una demanda que se radicó en una corte civil en el condado de Harris después del incidente. En la demanda, se alega que la empleada involucrada en el tiroteo fue Alonneia Fantasia Ford, una trabajadora del restaurante.

Inicialmente, Ford fue acusada de agresión agravada con arma mortal, pero, después de llegar a un acuerdo con la Fiscalía del condado de Harris, decidió declararse culpable de un cargo menor de conducta mortal.

Ramos, según lo establecido en su demanda, busca recibir una compensación de $250,000 como resultado de este traumático episodio.

LEA: Mujer le quitó la vida a hija tras perder su custodia, luego se suicidó en cárcel