Aún no cierra la herida en Estados Unidos por la muerte del ciudadano afroamericano, George Floyd, el pasado 25 de mayo a manos de un policía en el condado de Minneapolis, Minnesota, y la policía ha abierto ahora una más grande ante la fría forma en que fue tiroreado otro afroamericano en el estado de Wisconsin, al norte del país.

El domingo 23 de agosto, un agente de la policía en la localidad de Kenosha disparó hasta en siete ocasiones contra Jacob Blake de 29 años de edad, mientras intentaba entrar a su vehículo en el que permanecían sus hijos dentro.

Según el reporte policial, Blake al parecer habría sido denunciado por vecinos que alertaron sobre un supuesto incidente de violencia doméstica, por lo que los agentes llegaron al lugar donde se originó el fatal hecho, según informó el Dallas Times.

Advertencia, imágenes fuertes:
https://twitter.com/AttorneyCrump/status/1297721479711334401

El vídeo fue difundido por el abogado de George Floyd, quien reveló que en la camioneta estaban los hijos de la víctima, por lo que vieron cómo le disparaban a su padre.

Por su parte gobernador de la ciudad Tony Evers indicó que no tienen todos los detalles del caso, "lo que sabemos con certeza es que él no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos de las fuerzas del orden público en nuestro estado o en nuestro país", escribió en tuit.

https://twitter.com/GovEvers/status/1297739245507903490

Se reavivan protestas antirracistas en Estados Unidos

Tras conocerse el intento de asesinato contra Jacob Blake, se reactivo el movimiento antirracista en Black Lives Matter (Las vidas negras importan), mismo que revivió ante la muerte de George Floyd.

Este hecho contra Blake ha desencadenado tres noches de disturbios en Kenosha, y dos manifestantes fueron asesinados por un adolescente armado con un rifle de asalto durante las protestas el martes por la noche.

Las autoridades del condado de Kenosha emitieron una orden de arresto contra el individuo responsable del incidente, acusándolo de homicidio intencional en primer grado. Según informó la BBC, el sospechoso es un joven de 17 años de edad, el cual se encuentra bajo la custodia del sistema judicial del condado de Lake en espera de una audiencia de extradición para transferir la custodia a Wisconsin.

Las autoridades emitieron una declaratoria de toque de queda de emergencia después que se registraran protestas tras el tiroteo y el miércoles una nueva jornada de manifestaciones tomó el centro de la ciudad.

Las protestas han reactivado al movimiento Black Lives Matter en todo el mundo.

Identifican al policía que disparó siete veces a Jacob Blake

El oficial de Wisconsin que disparó siete veces en la espalda al afroamericano fue identificado como un veterano de siete años del Departamento de Policía de Kenosha.

El agente Rusten Sheskey fue quien disparó a Blake después que los demás oficiales usaran sin éxito una pistola paralizante para detenerlo mientras el afroamericano se dirigía a su vehículo.

Aún no se han anunciado cargos oficiales sobre Sheskey y aún se continúa en investigaciones para determinar cuál fue el motivo por el que el agente disparó en contra del ciudadano afroamericano.

Rusten Sheskey, policía que disparó siete veces contra Jacob Blake.

Vea además: El mundo del deporte estadounidense se detiene por el brutal asesinato de Jacob Blake