En apenas 4 días, los ciudadanos estadounidenses acudirán a las urnas para votar en unos comicios electorales que pondrán frente a frente al candidato republicano y actual presidente de la República, Donald Trump, y el candidato del Partido Demócrata, Joe Biden.

Una carrera por la Casa Blanca muy apretada en la que ambos candidatos apuran sus opciones de ganar y en la que, como ocurre cada dos décadas, cobra protagonismo la maldición de Tecumsé.

¿Qué es la maldición de Tecumsé?

La maldición de Tecumsé es también conocida como la maldición de Tippecanoe, y ha perseguido a los presidentes de Estados Unidos desde 1841 hasta 1963.

Según esta vieja leyenda americana, fue una maldición amerindia que advertía que todos los mandatarios americanos elegidos cada 20 años murieran mientras ejercían constitucionalmente su mandato.

"Les digo que Harrison morirá y cuando él muera ustedes recordarán la muerte de mi hermano Tecumsé. Ustedes creen que he perdido mis poderes, yo que hago que el sol se oscurezca y los pieles rojas dejen el aguardiente. Pero les digo que él morirá, y después de él, todo Gran Jefe escogido cada 20 años de ahí en adelante morirá, y cuando cada uno muera, que todos recuerden la muerte de nuestro pueblo", fueron las palabras del profeta Tenskwatawa, hermano del gran guerrero Tecumsé de la tribu amerindia de los Shawnee, cuando revivió el dramático final de la rebelión iniciada por su pueblo contra Estados Unidos, según resalta la ABC.

Tecumsé era un líder de la tribu amerindia de los Shawnee.

Vea también: Donald Trump en crisis antes de las elecciones en Estados Unidos: ¿Cuál es la realidad?

Si bien, muchos se tomaron la profecía del profeta como una broma, en unos años se convirtió en realidad, pues William Henry Harrison, noveno presidente de Estados Unidos, fue el primero en fallecer en su cargo como consecuencia de una fulminante neumonía en abril de 1841, inaugurando con su deceso una larga tradición de presidentes estadounidenses fallecidos cada 20 años mientras ejercían el poder.

La maldición de Tecumsé se comenzó a cumplir

Después de la muerte de Harrison, dos décadas después Abraham Lincoln, elegido en 1860, terminaría dramáticamente su vida en el teatro Ford después que fuera asesinado de un disparo por un simpatizante Sudista.

20 años después, la maldición de Tecumsé se fortaleció más, pues en 1880 James Garfield, también continuó la maldición, siendo asesinado por un abogado al que le había negado un cargo político.

La llegada del siglo 20, trajo consigo un segundo mandato de la presidencia de William McKinley en 1900, pero solo pudo mantener el cargo un año antes de ser asesinado, cumpliéndose la profecía.

William McKinley inició el siglo 20 haciendo que se cumpliera la maldición de Tecumsé.

Le puede interesar: Trump vs Biden: Las frases más poderosas que dejaron los dos debates presidenciales

Dos décadas más tarde, fue el turno de Warren Harding que gobernó desde 1920 hasta 1923 y que falleció por un ataque cerebrovascular.

En 1940, Franklin Delano Roosevelt fue elegido para un tercer mandato y sufrió una hemorragia cerebral cuando estaba aún en el cargo en 1945, aunque había sido reelegido en 1944.

Finalmente, en 1960 John F. Kennedy llegó a la Casa Blanca, pero solo pudo gobernar tres años antes de ser asesinado el 22 de noviembre de 1963, siendo recordado como del más célebre magnicidio en la historia de los presidentes.

¿Morirá en el cargo el próximo presidente de Estados Unidos?

El presidente Ronald Reagan fue el primer presidente de Estados Unidos que sobreviría a la maldición de Tecumsé, aunque a los pocos meses de asumir el poder sufrió un atentado que casi le costó la vida.

Ronald Reagan fue el primer presidente que sobrevivió a la maldición de Tecumsé.

El siguiente presidente que debía verse afectado por la maldición de Tecumsé, fue George Bush, quien también completó sus dos mandatos sin perder la vida, pese a que en el año 2005 sufrió un atentado cuando le lanzaron una granada mientras dada un discurso en la Plaza de la Libertad. Afortunadamente la granada no explotó.

Ahora surge la duda si uno de los dos candidatos que se enfrentarán en este 2020, podrán superar la maldición de Tecumsé, o como dice el dicho "la tercera será la vencida".

Lo que si bien es cierto, es que el 3 de noviembre veremos uno de los comicios electorales más cerrados de los últimos años en Estados Unidos, a la que además de su rival, Donald Trump y Joe Biden deberán de sobrevivir a la profecía de Tecumsé.

Vea además: ¿Cuál ha sido el papel de los medios de comunicación en las elecciones de Estados Unidos?