La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el martes las agresiones en contra de la prensa que le da cobertura a las protestas en los Estados Unidos en contra de la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd, quien murió a manos de un policía de la ciudad de Minneapolis en Minnesota.

La SIP detalló en un comunicado que, si bien es cierto que los periodistas conocen los riesgos que conllevan cubrir las manifestaciones, se han convertido en el objetivo principal de la policía, así como de los manifestantes, según han denunciado muchos miembros de los medios de comunicación.

Además ha denunciado diversas agresiones en contra de la prensa que cubre las manifestaciones en los Estados Unidos, entre ellos el corresponsal de la cadena CNN, Omar Jiménez y de otros dos miembros de su equipo que fueron detenidos mientras transmitían en vivo.

Le puede interesar: Líderes religiosos en Estados Unidos acusan a Trump de usar “la biblia en vano” y causa indignación

Asimismo, condenaron la agresión en contra de la fotoperiodista Linda Tirado, quien esa misma noche recibió un disparo de una bala de goma en el ojo, lo que le hizo perder la visión.

En la ciudad de Minneapolis también fueron heridos por esquirlas de goma el periodista Julio César Chávez y Rodney Seward de la agencia Reuters; Ali Velshi de la MSNBC, Susan Ormiston de la Canadian Broadcasting Corporation y John Marschitz de la cadena CBS News, según informó la agencia EFE.

Además, los agentes policiales han detenido a Tim Arvier, corresponsal de la cadena australiana 9News; a las fotógrafas Bridget Bennett y Ellen Schmidt y al reportero Huffpost Christopher Mathias, y a Keith Boykin de CNN.

Las protestas por Floyd, quien fue arrestado y posteriormente murió el 25 de mayo, comenzaron esa misma semana y continuaron hasta este martes en diversas ciudades del país norteamericano, exigiendo que se acabe los abusos por parte de la policía hacia los ciudadanos afroamericanos.

Lea además: Embajada de Estados Unidos en Honduras se pronuncia sobre la muerte de George Floyd