Un niño de 10 años procedente de Texas, Estados Unidos, sorprendió a la Policía al admitir sin motivos aparentes que había perpetrado el asesinato de un hombre, una confesión se produjo durante un interrogatorio que tuvo lugar después de que amenazara con matar a un compañero de clase.

Según un comunicado reciente de la Oficina del Sheriff del Condado de Gonzales, el menor, cuya identidad permanece bajo reserva, proporcionó detalles "directos" sobre el tiroteo que acabó con la vida de Brandon O'Quinn Rasberry, cuyo cuerpo fue descubierto el 18 de enero de 2022.

Este crimen había desconcertado a las autoridades hasta ese momento.

Lea: Conductora ebria arrolla fiesta de cumpleaños, dejando 2 niños muertos y 13 heridos

Hechos

El niño relató que estaba de visita en la casa de su abuelo durante la tarde del domingo 16 de enero de 2022, asimismo, se estableció que, en el momento del fallecimiento de Brandon, el abuelo del menor y Brandon residían en el mismo complejo de casas móviles, informó la policía.

Según el relato del menor, encontró una pistola en la residencia de su abuelo y se dirigió con ella hacia la vivienda de Brandon.

El niño afirmó haber visto a Brandon dormido en su cama, se acercó y le disparó en la cabeza.

Además, "al salir de la casa móvil, disparó nuevamente el arma contra el sofá", indicó el comunicado, añadiendo que, al regresar a la camioneta de su abuelo, el niño volvió a guardar el arma de fuego en la guantera.

El menor afirmó que nunca había conocido a Brandon y que no sabía quién era, aunque lo había visto merodear cerca de la casa móvil ese mismo día.

Cuando se le preguntó si estaba enojado con Brandon o si Brandon le había hecho algo para provocar su ira, el niño respondió negativamente, según informó la policía.

Sin cargos

Después de la confesión del menor, los agentes lograron localizar la pistola en cuestión y, tras recopilar todas las pruebas pertinentes, confirmaron que efectivamente era el arma utilizada en el asesinato de Brandon.

Sin embargo, el Código Penal de Texas establece que, dado que el niño tenía 10 años en el momento del crimen, no puede ser acusado por este homicidio.

En la actualidad, el menor enfrenta cargos por amenaza terrorista relacionados con la advertencia de muerte que hizo a un compañero de clase en un autobús escolar.

En ese sentido, fue puesto bajo custodia del Departamento de Libertad Condicional Juvenil del Condado de Gonzales mientras se espera la fecha de su audiencia. 

TAMBIÉN LEA: Detienen a un hermano de 'El Mencho', líder del CJNG