Los ciudadanos de ocho localidades de Texas, Estados Unidos, fueron alertados el domingo (27.09.2020) por las autoridades de la Comisión de Calidad Ambiental luego de encontrar rastros de una peligrosa ameba come cerebros en el suministro de agua potable.

Las autoridades emitieron un aviso de agua a los residentes atendidos por el servicio de Agua de Brazospor, advirtiendo a los clientes que no usen agua debido a la presencia de Naegleria fowleri, una peligrosa ameba que come cerebros.

Los residentes de Lake Jackson, Freeport, Angleton, Brazoria, Richwood, Oyster Creek, Clute y Rosenberg en Texas, así como para la planta de Dow Chemical en Freeport y los centros penitenciarios del Departamento de Justicia Penal de Clemens y Wayne Scott, recibieron el aviso de no usar el agua.

"La Comisión de Calidad Ambiental de Texas, bajo la dirección de la Oficina del Gobernador, está trabajando con la autoridad del Agua de Brazosport para resolver el problema lo más rápido posible", menciona el aviso, según un reporte de CNN.

https://twitter.com/TCEQ/status/1309888620791238656

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, la ameba come cerebros se encuentra comúnmente en el suelo, lagos cálidos, ríos y fuentes termales. También se puede encontrar en piscinas en condiciones insalubres o sin cloro.

El incidente comenzó el 8 de septiembre cuando se reportó que un niño de 6 años de edad fue hospitalizado a causa de la ameba. El problema del niño se rastreó hasta dos posibles contaminantes: una fuente de agua en un parque acuático frente al Centro Cívico de Lake Jackson o al agua que fluía de una manguera en la casa del menor.

Las autoridades de la ciudad dijeron que el juego acuático se cerró de inmediato y contrataron a un laboratorio privado para realizar una prueba en una muestra de agua de cinco galones de la fuente.

Los resultados fueron negativos el 14 de septiembre, por lo que se contactó a la CDC para realizar más pruebas de agua. Y el 25 de septiembre, tres de las 11 muestras de agua dieron positivo para la ameba.

Vea además: Estudio revela que el covid-19 puede invadir el cerebro