Un incendio registrado el domingo (9.1.2022) en un edificio de El Bronx dejó al menos 19 víctimas mortales, incluidos nueve niños, convirtiéndose en uno los más trágicos registrados en la historia reciente de Nueva York, Estados Unidos.

"Hoy hemos perdido a 19 de nuestros vecinos. Es una tragedia más allá de toda medida", confirmó el alcalde de la ciudad, Eric Adams, que pidió orar por los fallecidos y, en especial, por los nueve menores muertos en el suceso.

El balance de muertes aún podría aumentar, ya que las autoridades hablaron en un primer momento de más de 30 heridos graves (de un total superior a 60) en su mayoría por inhalación de humos.

Ya antes de que se anunciara el número de fallecidos, Adams había avanzado a los periodistas que las cifras eran "horribles" y que este iba a ser "uno de los peores incendios" que se recuerdan.

El fuego se declaró alrededor de las 11 de la mañana en un apartamento situado en el segundo piso del edificio, una torre de 19 plantas con 120 viviendas.

Tres minutos después

Según el Departamento de Bomberos de Nueva York, sus efectivos llegaron tres minutos después de que saltase la alarma y se encontraron con humo extendiéndose por todo el edificio, una situación muy poco habitual, tal y como apuntó el jefe del cuerpo, Dan Nigro.

Aunque la causa del fuego aún se desconoce, el responsable apuntó que la puerta del apartamento donde se inició estaba abierta, y que ello alimentó las llamas y facilitó que el humo se moviese rápidamente.

Los bomberos encontraron a víctimas "en todos los pisos", muchas en parada cardíaca y respiratoria, según dijo Nigro a los periodistas.

En total, más de 200 efectivos participaron en las tareas de extinción de un incendio, que según este veterano funcionario tiene muy pocos precedentes en la ciudad.

Nigro lo comparó con el fuego registrado en 1990 en el club Happy Land, en el que perecieron 87 personas y se considera la mayor tragedia de este tipo en la historia reciente de Nueva York.

No obstante, el peor incendio del que hay registro en la Gran Manzana tuvo lugar en 1911 en una fábrica del sur de Manhattan en la que murieron 146 personas.

"Las cifras son horribles", apuntó Adams, quien hoy vivió el primer gran drama de su mandato como alcalde, cargo que asumió el 1 de enero.

Fotografía cedida por el Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York que muestra los esfuerzos de algunos de los cientos de bomberos que respondieron al incendio en un apartamento en el Bronx, Nueva York. (Foto: EFE)

Segundo incendio catastrófico

El del domingo es el segundo gran incendio que Estados Unidos registra esta semana, después del que se vivió el miércoles en un edificio residencial de Filadelfia, en el que murieron doce personas, entre ellos ocho niños.

En El Bronx, numerosos residentes fueron evacuados por los bomberos a través de las ventanas del edificio, tal y como pudo verse en imágenes recogidas publicadas en las redes sociales y según contaron varios supervivientes a medios locales.

"Estaba gritando: ¡ayúdenme! ¡por favor vengan por nosotros!", relató a The New York Times, Wesley Patterson, un hombre de 28 años que vive en el tercer piso del edificio incendiado y que fue rescatado por los bomberos con una escalera cuando su vivienda estaba ya llena de humo.

Cristal Díaz, otra residente, dijo al New York Post que cuando empezó a oler humo colocó toallas mojadas en la puerta: "No sabíamos qué hacer. Miramos por las ventanas y vimos todos los cadáveres que estaban sacando con sábanas".

"Estoy horrorizada por el devastador incendio en El Bronx. Mi corazón está con los seres queridos de todos aquellos que trágicamente hemos perdido, con todos los afectados y con nuestros heroicos bomberos", dijo a través de Twitter la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul.

https://twitter.com/GovKathyHochul/status/1480273298730766341

Vea además: Pavoroso incendio consume varios puestos en zona comercial de San Pedro Sula, Honduras