AMLO y Biden hablaron sobre temas importantes para Estados Unidos y México, y mientras el presidente mexicano pidió "acabar con el desdén para Latinoamérica", el mandatario americano calificó al país vecino como "un socio confiable".

De esa forma, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunieron en la capital mexicana, para abordar el nuevo programa migratorio estadounidense.

También, el combate al tráfico de fentanilo, y el fallido asalto a la democracia en Brasil.

AMLO y Biden mantuvieron una reunión bilateral en el Palacio Nacional de México el día antes de celebrar, junto al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la X Cumbre de Líderes de Norteamérica.

La Casa Blanca informó en un comunicado que Biden y López Obrador "reafirmaron su compromiso para implementar políticas innovadoras para frenar la migración irregular".

Discutieron "el reciente anuncio" sobre inmigración de Estados Unidos, que prevé entregar 30.000 permisos mensuales a venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos.

Sin embargo, se deportará inmediatamente a México, a aquellos que crucen la frontera de forma irregular.

También se comprometieron a "atender las causas de raíz de la migración" en el continente.

Lea también: Shroff, nueva abogada de JOH en EE. UU., defendió terrorista e implicado en WikiLeaks

Persecución a productores de fentanilo

Los presidentes evaluaron además estrategias para perseguir a narcotraficantes y cerrar laboratorios donde se produce fentanilo.

Ambos consideran que el fentanilo, es un sintético causante de buena parte de las muertes por sobredosis en Estados Unidos.

"El presidente Biden y el presidente López Obrador hablaron de las protestas violentas de Brasil y reiteraron el apoyo de Estados Unidos y de México a la voluntad del pueblo brasileño y a su democracia", dijo la Casa Blanca.

Lo hizo mediante un comunicado, y tras el asalto del Congreso, la Presidencia y el Tribunal Supremo por parte de ultraderechistas.

En materia comercial, ambos coincidieron en la necesidad de "una mayor integración económica", dentro del tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC).

Sobre el tema, pusieron el ejemplo de la fabricación de chips y semiconductores.

Acabar con desdén a Latinoamérica

Sobre medioambiente, AMLO y Biden hablaron de los compromisos adquiridos por México en la reducción de emisiones contaminantes.

También sobre las oportunidades económicas de la transición energética, como la fabricación de vehículos y baterías eléctricas.

En el inicio de la reunión, abierto a la prensa, Biden dijo que "México es un socio de verdad" y puso como ejemplo la cooperación en materia migratoria entre ambos países.

Por su parte, López Obrador le pidió acabar con el "desdén" hacia los países de Latinoamérica y avanzar hacia la integración económica de todo el continente, y no solo de Norteamérica.

Durante la noche, López Obrador, Biden y Trudeau participaron en una cena oficial en Palacio Nacional.

El martes se reunirán en la mesa trilateral, en la que previsiblemente tratarán la migración, el narcotráfico y la energía.

Lea también: Honduras recibió 94,339 deportados en 2022, un 27.5 % más que en 2021