Las autoridades han revelado con preocupación que estos incendios podrían no ser simplemente desastres naturales, sino actos intencionados. La prensa local subraya que la magnitud de la situación es inédita, generando una alarma sin precedentes en la historia del país.

En una visita a Valparaíso, la ministra del Interior, Carolina Tohá, confirmó la gravedad de la situación, destacando la existencia de antecedentes serios provenientes de fuentes confiables.

"Siempre hay rumores de este tipo, pero en esta oportunidad son antecedentes serios de personas confiables", expresó Tohá.

Con un tono sombrío, la ministra señaló que estos incendios podrían convertirse en la peor situación de emergencia, en términos de pérdidas humanas, desde el trágico terremoto del año 2010. Aquel sismo de 8.8 grados en la escala Richter dejó un saldo desgarrador de 521 muertos y 56 desaparecidos.

Reacción de las autoridades chilenas

En medio de una cruda realidad marcada por una intensa ola de calor en pleno verano, el presidente Gabriel Boric ha dedicado sus últimos días a recorrer incansablemente los distintos focos de incendios que han consumido vastas extensiones de tierra.

Su presencia no solo busca brindar apoyo moral a las brigadas que luchan contra las llamas, sino también aportar a la coordinación de esfuerzos para contener el avance despiadado del fuego.

"En gran parte de la zona vamos a tener todavía temperaturas sobre los 30 grados, algún aumento de la humedad, igualmente vientos que van a estar entre 20 y 40 kilómetros por hora, que de todas maneras son condiciones complejas en que el fuego se puede extender con facilidad", detalló la ministra Carolina Tohá, consciente de la difícil situación que enfrentan.

Sin embargo, las sombras de la tragedia se ensanchan con las declaraciones del gobernador Rodrigo Mundaca, quien insiste en la provocación detrás de estos devastadores incendios.

"Cuando cuatro focos se prenden simultáneamente, separados a pocos metros uno del otro, es evidente que la justicia debe determinar si existe intencionalidad o no", afirmó con firmeza.

LEE TAMBIÉN: Registran unas 64 agresiones a periodistas en El Salvador en el contexto de las elecciones