Un giro inesperado tomó el caso de Paulo Roberto Braga, 68 años, cuya muerte, objeto de investigación policial tras ser transportado en un taxi de aplicación a un banco en Bangu, al oeste de Río de Janeiro, Brasil, el pasado martes.

De acuerdo con información exclusiva obtenida por el medio Globo, el conductor del servicio de transporte relató a las autoridades que Braga estaba definitivamente vivo durante el trayecto al banco.

"Incluso se agarró de la puerta del coche", señaló el conductor en su declaración a la policía.

El reporte detalla que el incidente ocurrió en el estacionamiento de un centro comercial local, no en la sucursal bancaria como se podría presuponer, dado que el acceso de vehículos está prohibido en esta última.

Posteriormente, Érika de Souza Vieira Nunes, sobrina de Braga, lo trasladó en una silla de ruedas al interior del establecimiento.

El conductor también aportó que la solicitud del viaje se hizo a las 12:26 pm y que, al llegar al recoger a los pasajeros, Érika esperaba junto al señor.

Vea: VIDEO: mujer lleva en silla de ruedas hasta un banco el cadáver de su tío para retirar un préstamo

Durante el trayecto, Vieira aseguró que contaría con una silla de ruedas del banco para mover a su tío una vez llegaran.

Más testimonios que dicen que estaba vivo

Un testimonio adicional de un niño que asistió a Érika y al conductor para acomodar a Braga en el vehículo confirmó que el adulto mayor estaba consciente y mostraba signos vitales al ser subido al coche.

La causa de muerte fue determinada preliminarmente como broncoaspiración de contenido gástrico e insuficiencia cardíaca, según un documento médico revisado por Globo.

Sin embargo, expertos declararon que no se puede confirmar técnica ni científicamente si el hombre falleció durante el transporte o ya sin vida fue llevado al banco.

Este caso continúa bajo investigación y las autoridades están analizando todos los elementos para esclarecer la cronología y las causas exactas detrás de este incidente.

Lee: Captan los momentos previos de mujer que intentó retirar préstamo con cadáver