En un confuso episodio que aún se intenta esclarecer, un hombre fue detenido la noche de este jueves en las inmediaciones de la residencia de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, luego de haberle apuntado con un arma en la cabeza. 

El atacante se acercó hasta la expresidenta y gatilló apuntándole a la cabeza, aunque no hubo disparo. Inmediatamente fue reducido y detenido por la custodia de la funcionaria argentina.

{"url":"https:\/\/twitter.com\/SergioChouza\/status\/1565494475538964485","type":"rich","providerNameSlug":"twitter","className":""} -->
https://twitter.com/SergioChouza/status/1565494475538964485

Las imágenes fueron grabadas por diversos medios de comunicación que trabajaban en el lugar, cubriendo la manifestación de apoyo a la vicepresidenta argentina.

LEA: Argentina restringe los viajes de funcionarios al exterior para moderar gasto

Entre ellos, la Televisión Pública, que captó el momento exacto en el que el hombre blande una pistola Bersa Thunder 380, en principio. Por el hecho fue detenido un hombre de 35 años de nacionalidad brasileña, informaron medios locales.

{"url":"https:\/\/twitter.com\/ZetaOrlando\/status\/1565502076813250560","type":"rich","providerNameSlug":"twitter","className":""} -->
https://twitter.com/ZetaOrlando/status/1565502076813250560

"Una persona que es indicada por quienes estaban cerca de él que tenía un arma es detenida por personal de la custodia. Lo apartan, se encuentra el arma y ahora tiene que ser analizada", dijo a la cadena C5N el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

Acusación contra Cristina Fernández

Fiscalía de Argentina solicita una condena de 12 años de prisión en contra de Fernández de Kirchner por presuntas irregularidades en la adjudicación de obra pública cuando era mandataria (2007-2015).

La vicepresidenta está acusada de por asociación ilícita y administración fraudulenta de fondos públicos, ante supuestas irregularidades en la concesión de 51 obras públicas a firmas pertenecientes al empresario Lázaro Báez durante su mandato y el de su marido, el fallecido Néstor Kirchner (2003-2007), en la provincia de Santa Cruz (Patagonia), cuna política del kirchnerismo.

El lunes pasado, en su alegato final, el fiscal que interviene en la causa, Diego Luciani, además del pedido de 12 años de prisión, solicitó que Cristina Fernández sea inhabilitada de manera perpetua para desempeñar cargos públicos.

ADEMÁS: Presidente argentino afirma que Cristina Fernández 'no cometió ningún delito'