El gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, prohibió este viernes el uso del lenguaje inclusivo en todos los centros educativos, tanto públicos como privados.

En una circular, el Ministerio de Educación de Buenos Aires indicó que a partir de la fecha todas las instituciones educativas deberán aplicar "las reglas del idioma español, sus normas gramaticales y los lineamientos oficiales".

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que "a partir de ahora los docentes tienen que respetar las reglas del idioma español".

En ese sentido, indicó que los maestros no podrán aplicar el lenguaje inclusivo" tanto cuando están al frente del aula como cuando se dirigen comunicaciones a los chicos o sus familias".

"Vamos a limitar el uso del @, la X y la E", agregó Rodríguez Larreta en la cuenta de Twitter.

El funcionario justificó la prohibición señalando que los resultados de las evaluaciones muestran un "retroceso" en la educación de Argentina.

"Es muy importante aclarar bien y simplificar el aprendizaje, para que los contenidos que los chicos aprendan sean de la forma más clara posible", citó El Clarín a Rodríguez Larreta.

No es un problema para el aprendizaje

En las redes sociales hubo reacciones en contra y a favor de la medida adoptada por las autoridades.

Algunos señalaron que es una "burla", ya que el lenguaje inclusivo "no es un problema para el aprendizaje".

Vea además: México propone en la Cumbre de las Américas una 'refundación' de la OEA