Una niña de 14 años que rechazó casarse con un hombre, también menor de edad, fue encarcelada varias horas por policías comunitarios de un poblado indígena del estado de Guerrero, en México, informaron en las últimas horas defensores de derechos humanos.

La menor, identificada como Anayeli “N”, se había escapado para evitar ser vendida; y casada con un joven de 16 años a cambio de unos 10 mil dólares (unos 241,000 lempiras) que serían pagados a su familia, informó la agencia AFP.

Se indicó que la menor vive en la comunidad indígena de Joya Real, en el municipio de Cochoapa el Grande, uno de los más pobres de México.

Ante ello, el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, explicó que la menor estuvo encarcelada 14 horas.

Podría interesarle: ¿Hay un Batman en México? Ladrones aparecen amarrados a un poste pintados como El Joker

Esto, tras ser capturada la noche del pasado lunes (22.11.2021) por policías comunitarios de Joya Real; con unos 600 habitantes y donde imperan los llamados usos y costumbres.

“Anayeli, por resistirse al matrimonio forzado, fue detenida por los policías de la comunidad; ante la solicitud de la familia del niño con el que la querían casar”, detalló un comunicado del centro.

También fue encarcelado y luego liberado otro menor de edad que aceptó recibir en su casa a Anayeli, la niña de 14 años, luego de que escapara para evitar casarse.

La liberación se produjo luego de que se entablara un diálogo entre autoridades de la comunidad; y, abogadas del Centro Tlachinollan, apoyadas por personal de la fiscalía estatal, elementos de la guardia nacional y la defensoría loca.

Matrimonios de menores en México

Si bien el matrimonio entre menores de edad en México fue prohibido por ley en 2019, en comunidades indígenas de México que se rigen por usos. Asimismo, sus costumbres se siguen dando estas uniones.

Apenas el pasado 9 de octubre, otra niña de 15 años del estado de Guerrero, identificada como Angélica “N”; fue detenida debido a que huyó porque su "suegro intentó violarla".

Esta menor fue obligada a contraer matrimonio con un hombre que vive en Estados Unidos a cambio de unos seis mil dólares (unos 144,600 lempiras).

Guerrero es uno de los estados mexicanos donde se siguen presentando estas prácticas ancestrales de casar a menores de edad. Esto, a cambio de un pago que lo mismo puede ser con dinero que con animales y hasta bebidas alcohólicas.

Según cifras oficiales, unas tres mil niñas y adolescentes de entre nueve y 17 años dieron a luz en Guerrero en 2020; algunas de ellas dentro de estos matrimonios arreglados.