El Éxodo Jujeño, también conocido como la Marcha de Jujuy, fue un acontecimiento histórico que tuvo lugar en Argentina durante la Guerra de Independencia del país en el siglo XIX.

Este evento se refiere a la evacuación estratégica de la ciudad de San Salvador de Jujuy, ubicada en la provincia de Jujuy, ante el avance de las fuerzas realistas españolas en 1812.

En ese momento, Argentina se encontraba en proceso de lucha por su independencia de España. Las fuerzas realistas, leales a la corona española, habían logrado avanzar hacia la región de Jujuy, amenazando la posición de los patriotas argentinos que luchaban por la emancipación.

¿Qué pasó en el Éxodo de Jujuy?

Ante esta situación, el líder patriota Manuel Belgrano, quien estaba a cargo de la defensa de Jujuy, decidió adoptar una estrategia de retirada y evacuar la ciudad, evitando un enfrentamiento directo y preservando sus fuerzas para futuras batallas. Esta retirada se llevó a cabo el 23 de agosto de 1812.

La población civil de Jujuy, junto con las fuerzas patriotas, emprendió un arduo y sacrificado viaje conocido como el Éxodo Jujeño.

Durante este éxodo, miles de personas abandonaron la ciudad, incendiaron sus hogares y pertenencias y marcharon hacia lugares más seguros, llevando consigo sus pertenencias y bienes que podían transportar fácilmente.

El objetivo principal era evitar que los realistas se apropiaran de recursos estratégicos y debilitar su posición.

La marcha fue un desafío en términos logísticos y humanos, ya que las condiciones eran difíciles, y la población enfrentó la escasez de alimentos y otros recursos básicos.

A pesar de las dificultades, el Éxodo Jujeño se considera un acto de valentía y determinación en la lucha por la independencia de Argentina. Además, la estrategia de retirada permitió a las fuerzas patriotas mantenerse operativas y participar en futuras batallas clave.

El Éxodo Jujeño es un evento significativo en la historia argentina y es conmemorado como un símbolo de la resistencia y el compromiso de la población civil en la lucha por la libertad y la independencia del país.

¿Cómo se conmemora en la actualidad el Éxodo de Jujuy?

En la contemporaneidad, la celebración del Éxodo Jujeño se lleva a cabo de manera especial y emotiva.

Un día antes de la gesta histórica, la comunidad participa en la quema simbólica de la ciudad de San Salvador. Para ello, se construyen estructuras de madera y paja en el lecho del río Xibi Xibi, que luego son encendidas.

Este acto simboliza el sacrificio y el espíritu de lucha de quienes abandonaron sus hogares y posesiones en busca de la libertad de la nación argentina.

La población se une en esta celebración conmemorativa, movilizándose a pie y en carretas para recrear el viaje que emprendieron los valientes durante el Éxodo. A través de esta representación, se rinde homenaje al coraje y la determinación de aquellos que dejaron atrás sus bienes materiales en aras de un bienestar colectivo más grande.

La marcha simbólica recuerda el esfuerzo y la resistencia de la población civil en momentos cruciales de la historia del país.

LEA TAMBIÉN: ¿Quién fue San Martin?, curiosidades y por qué es importante en América del Sur