El Instituto Nacional de Conservación Forestal (ICF) en representación de Honduras, firmó un acuerdo por 5 millones de euros con la Unión Europea (UE), para proteger la Reserva de la Biósfera del Río Plátano, el miércoles (30.09.2020) en el municipio de Dulce Nombre de Culmí, en Olancho.

El delegado presidencial de Cambio Climático, Marlon Escoto, habló con tunota.com sobre este apoyo por parte de la Unión Europea, y explicó que hace un año hubo un sobrevuelo sobre la Biosfera, por parte de los delegados de la entidad europea, y al ver la situación de esta, surgió este proyecto de apoyo para su conservación, y la negociación se llevó a cabo en Bruselas (Bélgica), para la aprobación y finalmente la firma.

El miércoles , Escoto compartió en su Twitter un video sobre el último recorrido sobre la Reserva, donde participó el embajador de la UE, Jaume Segura Socias, sus asistentes, el ministro del ICF, Mario Martínez, y él como delegado.

https://twitter.com/escoto_marlon/status/1311284543790481410

“Conocimos en el sobrevuelo las condiciones en las que se encuentra la biosfera actualmente, visitamos uno de los puntos de prospección arqueológica de Ciudad Blanca, que se está haciendo y visitamos la aldea de Marañones en Dulce Nombre de Culmí, siempre en la Biosfera, donde el ICF tiene sus oficinas y fue ahí donde el embajador, ministro del ICF, el alcalde de Dulce Nombre de Culmí, actuando en calidad de testigo, se rubricó este acuerdo y convenio de cooperación, que está listo, preparado, para empezar a trabajar a partir del mes de octubre”, indicó el delegado.

Lea: El médico Óscar Díaz, uno de los creadores del tratamiento CATRACHO, está hospitalizado por covid

Se le consultó sobre los diferentes componentes del acuerdo, a lo que afirmó que principalmente el financiamiento será al sector productivo para desalentar principalmente actividades como la deforestación y otras actividades que causan daños a la biosfera del Río Plátano.

Entre las instituciones que van a participar está la Universidad Nacional de Agricultura en Catacamas, que será la encargada del componente de biodiversidad; la Universidad de Zamorano trabajará en el componente de ganadería sostenible, y la Fundación para el Desarrollo (Funder), será la encargada del tema financiero, explicó Escoto.

Agregó que el ICF dirigirá en todo momento el equipo de monitoreo de las áreas forestales y de la Biosfera en general, más el acompañamiento de la oficina presidencial del Cambio Climático para asegurarse que lo acordado se pueda cumplir, en este sentido, “los sectores y las personas que estarán relacionadas con la ganadería, el cacao y café, y con otras actividades productivas, tendrán la posibilidad de tener mecanismos de financiamiento competitivo”, dijo.

Los miembros encargados de la firma del convenio por 5 millones de euros. Foto: ICF

El acuerdo será por tres años y se aborda como un proyecto piloto, para luego poderlo masificar en el resto del país, “principalmente con la posibilidad del acompañamiento de la UE de al menos cinco años más en esta temática ambiental y cambio climático, pero Honduras inicia de alguna manera un proyecto de inversión en el sector más importante y prioritario, la Biosfera, y de esa manera inicia el cumplimiento de sus compromisos en el marco del acuerdo de París, de cambio climático”, concluyó Escoto.

Lea también: A 'huevazos' despiden a Marco Bográn tras salir de la ATIC luego de declarar sobre hospitales móviles