Aunque no es una novedad en la historia, para un buzo profesional fue el susto de su vida.

Imagina que comienzas a bajar las cristalinas aguas del Mediterráneo cuando de proto te aparece Jesús. 😱

Sí, puedo creer la alegría que eso te podría ocasionar, pero no podrás negar que el susto es inevitable. 👼

Pues nuestro amigo se sorprendió tal cual al ver la estatua de Jesús de Nazareth a más de 17 metros de profundidad.

La misma está entre corales y miles de peces.. Es llamada el "Cristo del abismo".

El buzo salió a buscar información de ello: fue puesta ahí en 1950, en Portofino, Italia en homenaje a Dario Ganzetti, un gran buzo de aquel país que murió en una inmersión.

Hoy en día es un lugar de culto para los amantes del buceo.

https://www.youtube.com/watch?v=1GOXgev8b-s&feature=youtu.be

Además: El realista tatuaje de Gokú que te sorprenderá