Un dramático momento se vivió en Phoenix, Arizona, en Estados Unidos, cuando una mujer lanzó a su hijo de tres años de edad desde el tercer piso de un edificio que estaba siendo consumido por el fuego.

El niño fue atrapado por un exjugador de fútbol americano, Phillip Blanks. Lamentablemente la madre del pequeño, identificada como Rachel Long, no sobrevivió al pavoroso incendio.

El hecho sucedió el pasado 3 de julio y medio locales informaron que una niña de siete años de edad y el pequeño de 3, fueron trasladados a un centro asistencial con quemaduras graves, aunque se espera que sobrevivan, detallan.

Lea también: Hombre golpea y apuñala su pareja en presencia de su hijo quien intentó defenderla, todo queda en vídeo

Blanks es un exmarine estadounidense de 28 años de edad y fue receptor abierto del equipo Saddleback College en Mission Viejo, California. El hombre describió a AB7 que el niño "giró en el aire como un hélice".

"Hice lo mejor que pude. Su cabeza aterrizó perfectamente en mi codo. Su tobillo se torció cuando caí al piso", detalló.

El hombre aseguró que la verdadera "heroína" de la historia es la madre del pequeño, quien sacrificó su vida para salvarle la vida. "Hizo el último sacrificio para salvar a sus hijos", expresó.

https://youtu.be/skz4UInVO64

Además: La cínica reacción de oficial que mató a George Floyd cuando este le suplicó que lo dejase respirar