Un hombre salvó este sábado la vida de una niña de 4 años que se había precipitado desde el quinto piso de un edificio en la ciudad italiana de Turín, amortiguando con su propio cuerpo el impacto contra el suelo, según informan los medios locales.

El suceso tuvo lugar en la Vía Niza, cerca del centro, cuando un vecino asomado a su balcón vio que en el edificio de enfrente había niña agarrada al alféizar de una ventana.

En ese momento el vecino dio la voz de alarma a los viandantes que pasaban por la zona y, cuando la niña se precipitó al vacío, un hombre de 37 años trató de agarrarla al vuelo, amortiguando el impacto y salvándole la vida. 

La niña fue inmediatamente trasladada al hospital Regina Margherita de la capital piamontesa aunque su vida no corre peligro, según las mismas fuentes. 

VEA: VIDEO: Militar balea a 4 ladrones que asaltaban a su familiar

Su salvador, Mattia Aguzzi, que tuvo que ser también asistido por un traumatismo en el tórax, confirmó que tanto él como la niña están bien, en declaraciones a los medios a su salida del hospital.

Aguzzi explicó que esta mañana paseaba con su novia cuando escuchó los gritos desde lo alto de un hombre que alertaba de que una niña estaba a punto de caer al vacío.

"Yo empecé a gritar para pedir a la niña que permaneciera quieta. Cuando la he visto caer, no la he tomado al vuelo, sino que me he puesto bajo su trayectoria y absorbido el golpe. Afortunadamente creo que está bien", explicó a la prensa.

El impacto, confesó, "fue bastante fuerte" y al inicio no podía respirar, si bien "poco a poco" se fue recuperando y llegó incluso a llamar él mismo a la ambulancia. EFE