La imagen de un joven sentado a las afueras de una ventana de un hospital ha llamado la atención de muchos usuarios en redes sociales.

Y sin duda que la historia detrás de la foto que fue compartida por Mohamad Safa (@mhdksafa), representante permanente ante la ONU, es una de las muchas que abundan hoy en día con la pandemia del coronavirus o covid-19 a nivel mundial.

El joven, quien es de origen palestino, trepaba cada día las paredes de un hospital para ver a su madre infectada por coronavirus en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), hasta que murió.

Imagen del joven mientras se disponía a subir el hospital

Jihad Al-Suwaiti, de 30 años, decidió llevar a cabo esta idea para despedirse de su progenitora, de 73 años, lo más cerca de ella posible. Rasmi Suwaiti se encontraba aislada junto con otros pacientes del nosocomio.

Según se dio a conocer, la mujer quedó sin vida el pasado jueves poco después de recibir la visita de su hijo.

Además, se conoció que la mujer estaba enferma de leucemia y se contagió de covid-19, por lo que tuvo que ser internada en el hospital. Allí recibió un tratamiento durante cinco días.

Su hijo trató de visitarla, pero los médicos se lo impidieron debido al crítico estado de salud de la señora. Por este motivo, Jihad optó por trepar hasta la ventana y desde ahí sentarse a verla.

"Me senté en la ventana de la UCI, viendo sus últimos momentos. Estaba desesperanzado", confesó el joven en diálogo con medios locales.

https://twitter.com/mhdksafa/status/1284549287863627776

Te puede interesar: Enfermera hondureña hizo feliz a paciente de covid-19 que agonizaba, "con sus ojos llorosos me dijo 'gracias'"