Una joven confundió los síntomas de una simple gripe con los de una extraña enfermedad que la llevó a perder las dos piernas, según lo narró a través de sus redes sociales, donde ahora comparte sus vivencias diarias para inspirar a los demás a seguir avanzando en medio de las dificultades.

La australiana, identificada como Juttima Chinnasri, explicó que "pensé que era solo un resfriado".

La joven contó que a finales de 2018 comenzó a experimentar síntomas como debilidad, náuseas y fiebre alta, lo que asoció con una simple gripe y un cansancio común, sin embargo, se trataba de algo más grave.

https://www.instagram.com/p/ByxXaj5pmWL/

Lea también: Joven confundió enfermedad con resaca y terminó paralítica, en estado de coma

"Fui al centro médico de mi lugar de trabajo, en el que me dijeron que mi temperatura era de 39 grados centígrados. Estaba demasiado cansada para ir al hospital, así que me fui a casa y me metí en la cama", narró Juttima durante una entrevista con The Daily Graph.

Los síntomas se intensificaron hasta que un día despertó con manchas en algunas zonas cuerpo, por lo que inmediatamente fue trasladada de emergencia al Hospital St. George, en la ciudad Sídney.

https://www.instagram.com/p/B4er6Ipplt1/

Ahí le hicieron análisis de sangre en los que confirmaron que tenía meningococo B, un tipo de meningitis bacteriana que le provocó intoxicación sanguínea, conocida también como sepsis.

Durante una semana, la joven recibió asistencia médica y al despertar notó que los dedos de las manos y pies estaban negros a causa de la bacteria, los médicos le explicaron que sus extremidades no se podrían salvar por lo que tenían que amputarlas.


"Cuando me desperté y vi mis dedos y pies negros, me sorprendió. Fue aterrador y me negué a aceptarlo, pero finalmente me di cuenta de que no podían ser salvados", manifestó Chinnasri.

https://www.instagram.com/p/BxGuFMxBirk/

Chinnasri regresó a su casa en enero de 2019, aprendió cómo usar sus manos sin dedos y caminar haciendo uso de sus prótesis de piernas, proceso que le representó un “desafío diario”.

La joven estuvo durante tres meses en terapias intensivas para realizar la recuperación y acostumbrarse a las prótesis.

Además: Mujer encuentra una emotiva despedida en el celular de su esposo que falleció de covid-19