×
Suscríbete a TuNota

img

¡El Trabajo! ¿Se puede celebrar?


De mi niñez recuerdo una canción de Alberto Bertran que se llama El Negrito del Batey, con pegajoso ritmo y cuya letra dice:

Temas relacionados

“A mí me llaman el negrito del batey
Porque el trabajo para mí es un enemigo
El trabajar yo se lo dejo todo al buey
Porque el trabajo lo hizo Dios como castigo”

A lo largo de mis años de experiencia en áreas de Recursos Humanos y en consultoría, he conocido muchas personas que parecían pensar y sentirse como El Negrito del Batey, lo que me lleva a hacerte la pregunta: ¿Qué es para ti el trabajo?

El trabajo puede ser una fuente de satisfacción, realización y aún de felicidad y te quiero compartir 5 consejos para lograrlo.

1. Ubica tu trabajo en el lugar que le corresponde

Sin duda el trabajo es una parte importante de tu vida y ocupa mucho de tu tiempo;  pero ten siempre presente que es “solamente una parte”, asegúrate de tener una vida plena, dedica tiempo a las otras facetas de tu vida, cultiva las relaciones importantes, aprende, recréate, descansa y cuida tu espiritualidad, no importa cual sea tu formación, tu edad o tu posición, ten una vida diversa y equilibrada y asegúrate de ordenar tus prioridades correctamente. (te doy una clave, el trabajo nunca debe ocupar el primer lugar).

2. Usa tu libertad de decidir

No te sientas “obligado” a estar en un lugar o a hacer un trabajo específico, eres una persona libre, un adulto independiente, puedes ocuparte de descubrir lo que realmente deseas y perseverar hasta lograrlo.  

¡Y Cuidado! No te estoy aconsejando que te comportes como un rebelde irresponsable, lo que quiero decir es: no te esclavices por mitos, como estos: “es difícil conseguir trabajo, hay que conformarse con lo que se encuentra”, “el trabajo no te tiene que gustar, solo te tiene que mantener” y el peor de todos “no puedo renunciar a mis derechos”.   ¡Cuantas veces he escuchado está triste aseveración a personas que con ella, renunciaban a su derecho a la libertad, a la felicidad  y a su salud!

Si el trabajo que ahora tienes no te satisface, no te conformes, hazlo lo mejor posible, pero a la vez, ocúpate de descubrir qué es lo que realmente quieres y cuando lo sepas, búscalo hasta lograrlo, cuando estés listo decídete a cambiar.

3. Piensa en la empresa como tu aliada, no como tu contraparte.

Muchas ideologías y aún leyes afirman que los trabajadores y las empresas son contrarios y adversarios, no quiero polemizar, ni negar la historia, pero si deseo invitarte a considerar un nuevo paradigma, en el que la empresa y las personas que trabajan son aliadas en la misión de generar riqueza y prosperidad, de  proporcionar oportunidades, de realización, de alcanzar metas y de innovar.

Piensa en tu trabajo como uno de los espacios en que puedes descubrir y desarrollar tu valor y talento.

4. Agregar valor

No te limites únicamente a seguir rutinas, cumplir funciones o seguir órdenes, en tu trabajo o negocio, sé curioso, investiga, analiza y descubre;  ¿para qué se hacen las cosas?, ¿Qué resultados se debe generar para ser exitoso?, ¿Cómo funciona este negocio?, ¿Dónde en éste trabajo se aprovechan mejor tus talentos y conocimientos? y entonces, aprende y dedica tu tiempo y esfuerzo para lograr esos resultados y superarlos, te convertirás en un experto y continuamente disfrutaras la satisfacción de la misión cumplida, con el tiempo te convertirás en un mentor y estarás viviendo la alegría de mejorar, no solo tu trabajo, también el de otros y con eso impactar positivamente sus vidas.

5. Disfruta el trabajo, es una bendición

Finalmente te comparto que el negrito del batey estaba equivocado!! el trabajo es una idea de Dios, pero no para maldecirnos, más bien para hacer realidad sueños y cumplir la misión de nuestra vida. Si lees en la Biblia el libro de Genesis, en los primeros capítulos veras que Adán y Eva trabajaban antes de la maldición del pecado, Dios les creo y les dio un trabajo, ellos eran los administradores del Jardín y sus criaturas; si continuas leyendo a lo largo de Antiguo y el nuevo testamento, veras que muchos personaje bíblicos se identifican por su trabajo, Moisés, el libertador, David, primero el pastor y después El Rey, Elías el profeta, Pedro el pescador, Pablo el fabricante de tiendas, Lucas el médico…

Todos somos dotados de creatividad, de talentos y habilidades únicos, cuando los descubrimos, y encontramos la forma de invertirlos en una vocación, un arte o en una profesión, seremos personas realizadas, el trabajo no solamente nos proveerá ingresos, también nos dará felicidad, salud, energía y un sentido de realización e identidad.


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE Ingrid Villela - #Reinventarnos
25 Dic. 2020

Haciendo propósitos de Año Nuevo

Te invito a que puedas establecerte propósitos en cada uno de las dimensiones, de forma que puedas lograr crecer como una persona integral

25 Sep. 2020

5 cosas que te convierten en un mejor ciudadano

Honduras necesita mejores hondureños, mejores personas, que al convivir construyan una mejor sociedad y un mejor país

15 Ene. 2021

¡¡Trabajar en buscar trabajo!!

El proceso para que sea exitoso, requiere tiempo y esfuerzo

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!