×
Suscríbete a TuNota

img

El Regalo de Semana Santa

Nada ni nadie puede impedirte recibirlo, solo debes decidir aceptarlo


No, no me estoy equivocando de fecha, aunque no solemos verlo así, en Semana Santa conmemoramos el mayor regalo que ha podido darse a la humanidad. “La Salvación”.

Temas relacionados

Aunque cada vez más se asocia la Semana Santa con vacaciones, verano, playa, en realidad en estos días somos convocados a reflexionar y agradecer por el mayor sacrificio de amor que registra la historia.

Dios, por amor a su creación, por amor a la humanidad, perdida en el pecado, en el egoísmo y la ambición, permite que su Hijo perfecto y santo, tome en sí los pecados de cada ser humano en el pasado, presente y futuro y sea sacrificado, dando su vida en pago por ellos; pues la paga del pecado es muerte.

Jesucristo, Hombre y Dios, se despoja de su santidad, supera el dolor físico, emocional y espiritual más grande que ser humano alguno ha podido experimentar y entrega su vida, derrama su sangre, para que podamos ser perdonados y salvados de vivir eternamente separados de Dios.

Tres días después, el poder del mal y de la muerte es vencido cuando Jesús resucita y nos da con esa resurrección la promesa de la vida eterna a su lado.

Con la muerte de Jesucristo en la Cruz, con el derramamiento de su sangre y con su posterior resurrección los seres humanos tenemos la posibilidad de recibir vida abundante y salvación; pero notaras que he escrito “la posibilidad”;  y esto es porque aunque Dios en su perfecto amor ya ha hecho lo necesario y todo sacrificio posible fue consumado en esa cruz, nosotros necesitamos estar dispuestos a recibir de forma personal ese sacrificio para nuestra vida.

Si en éste punto te estas preguntando a qué me refiero;  Quiero puntualizar que no estoy hablando de religión, de filosofía o de algo parecido; más bien quiero referirme a una decisión, la más importante de la vida, y es la de entender que aunque Dios te creo y te ama más que nadie en el universo, TÚ debes decidir aceptar ese amor, debes reconocer que naturalmente tu humanidad tiende al pecado, el pecado que no es otra cosa que  pensar, desear y hacer lo que Dios no aprueba, y por ello es necesario que consciente y voluntariamente tengas una conversación con Dios, en la que admitas que haz hecho cosas que no son su voluntad, le pidas perdón y le digas que aceptas el sacrificio que Jesús hizo por ti al morir en la cruz para pagar esos pecados; y que en adelante, por el resto de tu vida quieres vivir para Él.

Si lo haces, recibirás ese regalo, el de ser perdonado y tener una vida nueva, nunca más estarás solo, por toda la eternidad, Jesús estará contigo y tu vivirás para Él.

El regalo de la vida en abundancia es saber que tienes un Padre Celestial que cuida de ti, que cuándo pasas por dificultades, te sostiene fuertemente, que si caes, te ayuda a levantarte, que si enfermas tiene el poder de sanarte,  que si pides su guianza, te llenara de sabiduría, que si todo parece oscuro y adverso, te da esperanza, que si te esfuerzas y trabajas, hará que tu labor de fruto abundante y aún si mueres, te asegura que ese no es el final, solamente es un paso para vivir una eternidad en plena salud y gozo. En este fin de semana, se celebra la resurrección, y he querido invitarte a recibir ese regalo, esta disponible, nada ni nadie puede impedirte recibirlo, solo debes aceptarlo y vivir para ÉL.

“Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados”.

1 Pedro 2:24


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE Ingrid Villela - #Reinventarnos
27 Nov. 2020

¡Gracias! Una palabra poderosa

Agradecer, sin duda, es parte del plan divino para la humanidad y muestra una de las mejores facetas del ser humano

7 Ago. 2020

Hola, ¿cómo estas?

Regálate un minuto para responder esta pregunta.

11 Sep. 2020

Pausa recreativa, ocúpate de descansar

Ya muchos especialistas están hablando sobre los efectos psicológicos y/o emocionales de la pandemia, por lo que te invito a hacer una pausa recreativa.

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!