×
Suscríbete a TuNota

img

Los síntomas de los no contagiados

Para los que han estado parcial o totalmente confinados, la falta de contacto social es agotadora y deprimente


Después de 14 meses de pandemia, todos tenemos síntomas, nos hayamos contagiado o no, por ello hoy quiero escribir estas líneas que nos ayuden a todos a tomar consciencia y a emprender acciones en pro de nuestro bienestar.

Temas relacionados

Durante estos meses hemos sido sometidos a un estado de estrés continuado o crónico, cualquiera que sea nuestra forma de vivir esta temporada; si piensas que exagero, o que está vez estoy pesimista, te aseguro que no es así, y lo que procuro es que entendamos lo que nos pasa, lo que pasa a nuestros seres queridos y así podamos ayudarnos y ayudarlos.

Aquellos que hemos estado de forma presencial en los lugares de trabajo, hemos sido exigidos a estar híper alertas, cuidando las normas de bioseguridad y estoy segura que muchos hemos pasado sendos sustos, al sentir algún malestar o saber que estuvimos cerca de alguien contagiado.

Los que han realizado teletrabajo o tele estudio, se han visto sometidos a extensos horarios, interactuando con tecnología que muchas veces falla lo que a su vez causa angustia, se han perdido un poco los espacios de comodidad para transformarlos en espacios de trabajo, sin duda los niveles de cansancio son elevados.

Para los que han estado parcial o totalmente confinados, la falta de contacto social es agotadora y deprimente.

Así que todas estas condiciones generan altos niveles de estrés físico y emocional, los cuales, al extenderse por tantos meses, generan lo que se conoce como síndrome de estrés continuado, el cual tiene manifestaciones sintomáticas a corto y largo plazo.

Ahora te compartiré una serie de síntomas que puede causar el estrés crónico y te pido que a la vez que lo leas, puedas identificar si has experimentado alguno o varios de ellos.

Síntomas a corto plazo

  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Irritabilidad, mal humor
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Cansancio excesivo, decaimiento.
  • Mandíbula rígida, músculos tensos.
  • Alteraciones del sueño: Insomnio o somnolencia.
  • Subida o pérdida de peso
  • Alergias de piel
  • Problemas de memoria
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Irregularidad en los períodos menstruales
  • Disfunción sexual
  • Dificultad para respirar
  • Ataques de pánico
  • Debilidad del sistema inmune

Los síntomas o enfermedades que se asocian con un estrés continuado o crónico de largo plazo, son muy serios, tales como hipertensión, diabetes, cáncer, obesidad, aneurismas, entre otros.

Por ello es importante que seamos capaces de identificar, qué tanto estrés sentimos y acumulamos, para que tomemos medidas correctivas.

Imagino que si estás siendo sincero en tu autoevaluación, es probable que hayas identificado varios de los síntomas de corto plazo, en ti o en algún ser querido, en diferentes etapas de este período de tiempo; y te estarás preguntando ¿qué puedo hacer?. Pues ahora mismo te comparto algunos consejos prácticos, para disminuir el estrés y sus síntomas.

Dedica tiempo a algún pasatiempo, en cada período semanal, asegúrate de apartar al menos 3 horas a una actividad que disfrutes, las tres horas son el total de tiempo acumulado, puedes hacerlo en lapsos de 20 minutos en diferentes días.

Haz trabajo físico, en especial si tus estudios o trabajos te exigen pasar muchas horas sentado con computadoras, los días libres o fines de semana, selecciona actividades que requieran esfuerzo físico, limpia el patio de tu casa, lava el vehículo, limpia la calle de tu cuadra, trabaja en el jardín, cambia el orden de los muebles, está actividad física intensa, te ayudará a descansar tu mente y activará tu sistema circulatorio y respiratorio, además de beneficiar tus huesos y músculos .

Ten una conversación placentera, todos tenemos un amigo o familiar con quien disfrutamos conversar, ya sea porque nos relaja o nos hace reir, busca a esa persona y ten una conversación deliciosa, ya sea con una videoconferencia, una llamada telefónica o una visita con medidas de bioseguridad.  Reir es algo muy beneficioso para la salud.

Cultiva un talento, algo artístico, pintar, construir muebles, cocinar, armar rompecabezas, algo que te propicie satisfacción y sentido de logro.

Práctica un deporte, hay varios que son bioseguros, el ciclismo, la gimnasia, el yoga, caminatas, correr, en fin, el que tengas a tu alcance y disfrutes.

Medita y ora, somos seres espirituales, y el bienestar espiritual tiene un efecto directo en nuestras emociones y nuestro cuerpo, así que dedica unos minutos cada día a pensar en la misión con que Dios te envió a este mundo y en hablar con El.

Finalmente te recomiendo que si has experimentado varios de estos síntomas de forma recurrente, es importante que busques ayuda médica, no te detengas ante el mito, de que el estrés es asunto de débiles, todos experimentamos estrés y buscar ayuda en la medicina, es una solución de sabios.

Espero que te cuides y puedas tener una vida plena y feliz.

ADEMÁS: El Periodista: Un deber, un compromiso, una vocación, un ser humano


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE Ingrid Villela - #Reinventarnos
27 Nov. 2020

¡Gracias! Una palabra poderosa

Agradecer, sin duda, es parte del plan divino para la humanidad y muestra una de las mejores facetas del ser humano

22 Ene. 2021

¡¡Trabajar en buscar trabajo II!!

Seguimos aprendiendo. El proceso para que sea exitoso, requiere tiempo y esfuerzo

7 Ago. 2020

Hola, ¿cómo estas?

Regálate un minuto para responder esta pregunta.

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!