×
Suscríbete a TuNota

img

Nana se fue, pero la amenaza continúa…

Nos encaminamos hacia los días más peligrosos del presente mes de septiembre y octubre próximo, en donde estos fenómenos comenzarán a formarse con más frecuencia


En abril del presente año escribí un artículo titulado “después de la pandemia, huracán a la vista”, advirtiendo de las altas posibilidades de enfrentar los embates de un ciclón tropical que viniera a agudizar los problemas de salud dejados por el coronavirus, cuatro meses después sobre nuestra costa norte se han paseado dos ciclones, el huracán Marco y el huracán Nana, siendo este último el que más se acercó. Si bien es cierto su ojo no ingreso a nuestro territorio, bandas de viento y lluvia provenientes de este ciclón azotaron varias regiones del país.

Temas relacionados

Estas caricias de Nana solo deben ser tomadas como una advertencia porque los pronósticos de una temporada de huracanes extremadamente activa se han venido cumpliendo y nos encaminamos hacia los días más peligrosos del presente mes de septiembre y octubre próximo, en donde estos fenómenos comenzarán a formarse con más frecuencia y serán muy poderosos alcanzando categorías mayores en la escala de vientos Saffir Simpson. El calentamiento global hace que más vapor de agua emerja de nuestros océanos y es el combustible que necesitan estos fenómenos para desarrollarse, además la ausencia del fenómeno del niño ha creado condiciones muy favorables de vientos en altura en la cuenca del atlántico lo que permite que estas turbinas destructivas alcancen su nivel máximo.

Amenaza para Honduras

No existe ningún modelo meteorológico que asegure que un poderoso huracán pueda impactarnos en los próximos días pero, la amenaza es real, el ciclón Nana formado en El Caribe tuvo un comportamiento distinto a Marco y teniendo todo un océano por enfrente se movió desde el inicio completamente hacia el Oeste seducido por las altas temperaturas de las aguas caribeñas de nuestras costas que alcanzan 30 y 31 grados centígrados, condición cálida que no va a variar por ahora en el norte de Centroamérica, pero si en el Golfo de México que es hacia donde normalmente se dirigen estos fenómenos, sus aguas sufrirán un enfriamiento el próximo mes cuando comiencen su descenso los frentes fríos. Es oportuno recordar que ya superamos con creces el ciclo de los 20 años del impacto de un huracán mayor como el Mitch en 1998 y cuyas secuelas de destrucción aún están latentes en el territorio hondureño y centroamericano, por estas y las demás razones expuestas es que la amenaza continua y así como esta de activa la temporada ciclónica del presente año, nos quedaremos sin letras del abecedario para nombrar las tormentas que con seguridad se formaran en los próximos días, ya vamos por la letra “R” en la cuenca del atlántico contabilizando 18 fenómenos con nombre y ahora mismo con otros en formación.

Nombres de tormentas tropicales del 2020

Prevención

Con el calentamiento global y el cambio climático en claro aceleramiento, nuestros escenarios presentes y futuros deben preocuparnos y nuestros hábitos y comportamientos deben cambiar, hay que educarse para sufrir menos, es decir que ante las amenazas existentes no debemos esperar a tener un fenómeno encima para tomar acciones. Además de los preparativos en la esfera gubernamental y de los comités municipales, individualmente en nuestras casas debemos tomar medidas de prevención, una vez comience la temporada ciclónica si vivimos en zonas costeras hay que  reforzar puertas y ventanas, tener a la mano un botiquín de primeros auxilios, un foco, agua reservada para enfrentar los cortes de los servicios públicos como luz y agua, que son casi seguros cuando azota un ciclón tropical.

Si no vive en zonas costeras de igual forma puede ser alcanzado por inundaciones y derrumbes, por eso es necesario estar atentos a las alertas que se emiten para no ser sorprendidos por un evento catastrófico. Por ejemplo si está lloviendo todos los días, los suelos se saturan de agua y si usted con su familia viven en una zona alta, está expuesto seriamente a derrumbes de tierra, deslizamientos, caída de árboles y piedras grandes, si vive en una zona baja corre igual riesgo pero también se suma el peligro de las inundaciones. Ante la posible llegada de un fenómeno tropical, no debe esperar que suceda algo grave para movilizarse a un albergue o refugio temporal, debe prevenir y estar listo para resguardar primero su integridad física y la de su familia, la vida está por encima de cualquier cosa material. 

En esta temporada de pandemia, lluvias y ciclones por favor cuídese mucho, porque siempre lo quiero como lector y no como noticia y si nos vamos a ensuciar las manos que sea por la Tierra.      

Te puede interesar: Fórmula para combatir el calentamiento global: incentivos para la energía renovable, impuestos altos para la energía sucia      


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE César Quintanilla
8 Mayo. 2020

En plena pandemia, rompimos el récord de emisiones de CO2

¡DE EXTREMA IMPORTANCIA! La Tierra podría enfrentar muchos fenómenos y consecuencias de forma simultánea si no tomamos medidas en beneficio del medio ambiente

28 Abr. 2020

El Cambio Climático, la verdadera pandemia…

Basta ya de ser indiferentes, hay que cambiar la cultura de la reacción por la de prevención


Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!