×
Suscríbete a TuNota

img

La nueva embestida de la pandemia y las lecciones no aprendidas

Estamos frente a un tsunami epidemiológico, esta crisis del covid se prolonga por más de dos años y que parece ir para más


Tal y como nos habían advertido los médicos especialistas, enero discurre como un tiempo bastante difícil por la presencia de nuevas cepas del covid y la atrofia del sistema sanitario público.

Temas relacionados

A dos años desde que la pandemia de covid-19 hizo su presencia en el país, hay lecciones que las autoridades del ramo no han tomado y disposiciones que han adoptado a la deriva.

Pese a que desde finales de 2021 se avizoraba una ola de covid-19 más insidiosa, los funcionarios de mando primario no hicieron las previsiones del caso, optaron por cerrar los centros de triaje y dejaron en el aire al personal de salud por contrato con el que se habían comprometido a otorgarles plazas permanentes.

No es sino ahora que la Secretaria de Salud ha solicitado a los directores de los hospitales un plan de emergencia para contener la avalancha de casos positivos.

Los servidores públicos que administran la emergencia sanitaria han tomado medidas con demora y ahora pretenden poner en marcha acciones "a la carrera", cuando Honduras tiene encima un maremoto por el crecimiento en la cantidad de contagios de covid que se han mezclado con otras patologías.

Los burócratas que han manejado "a tientas y a ciegas" la urgencia sanitaria, también han tambaleado en cuanto a los criterios de inmunización para los diferentes segmentos de la población, así como los intervalos de aplicación de la vacuna de refuerzo contra el covid.

Lee: El necesario regreso a clases presenciales y la amenaza de ómicron

Tampoco se ha determinado si los menores de 12 a 18 años serán cubiertos con el suministro de las dosis adicionales, una recomendación que habían presentado muchas semanas atrás los investigadores y científicos nacionales.

Sin plan de contingencia

La nueva embestida de covid-19 nos encuentra de nuevo sin un plan de contingencia, con un sistema sanitario que es puesto otra vez bajo fuego; en fin, sin suficientes armas para luchar contra el acecho de la peste que trae consigo el riesgo de un colapso de todo el sistema asistencial, la caída de la economía y el menoscabo de las condiciones sociales de la población.

A la población en general le toca asumir con su responsabilidad de aprender a convivir con el virus y de adaptarse a circunstancias especiales que tienen que ver con la práctica de los protocolos de bioprotección, la inoculación segura y las condiciones que son atinentes a una nueva realidad.

Y a las nuevas autoridades gubernamentales les corresponde sentar desde ahora las bases de una política sanitaria congruente y equitativa.

Sufrimos una acometida de la pandemia covid. Que no se repitan los mismos errores de improvisación, ineficiencia y falta de competencia que se han impuesto hasta ahora para manejar una crisis epidemiológica que ya se prolonga por más de dos años y que parece ir para más.

También: Presión social, conciencia ciudadana y el nuevo gobierno


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE Juan Carlos Barahona
5 Nov. 2021

Las leyes electorales y los caprichos de los políticos

La presión ciudadana ha de prevalecer por encima de las ejecutorias de nuestros líderes que, en su mayoría, perdieron la credibilidad del pueblo

3 Abr. 2021

Semana Santa, reflexión y crisis en Honduras

Los hondureños sabemos muy bien que el verano 2021 representa un saludable intervalo que debemos dedicar para restaurar nuestros lazos familiares

21 Mayo. 2021

Trampas a la nueva Ley Electoral de Honduras

Al final, aspiramos a que sean cortadas de raíz las componendas, el tráfico de influencias, la negociación de credenciales y la imposición de candidatos

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!