×
Suscríbete a TuNota

img

Vencer el desamor ¡Animo! Tú puedes y mereces ser feliz

Hoy quiero compartir estas reflexiones y aprendizajes, con la esperanza de que nos motive a ayudar y ser parte de la solución


En las últimas semanas he estado involucrada en un proyecto llamado “Vencer el desamor”, una propuesta televisiva para comunicar un mensaje de unidad y esperanza a mujeres que enfrentan diferentes retos de vida.

Temas relacionados

En cada semana he aprendido sobre experiencias particulares que pueden marcar la vida de personas y familias y que colectivamente definen la sociedad, por ello hoy quiero compartir estas reflexiones y aprendizajes, con la esperanza de que nos motive a ayudar y ser parte de la solución.

Entendiendo qué es el desamor

Debo confesar que la primera vez que escuche la palabra, cuando me invitaron a ser parte de la campaña, me pareció extraña y hasta un poco forzada, pero decidí estudiar y entender el fenómeno, para poder aportar, y como imagino que muchos lectores se encontraran en la misma situación por la que yo misma pase, quiero compartirles qué es el desamor.

Hay dos formas de experimentarlo:

1. La ausencia de un amor que se tenía y ya no esta en nuestra vida, esto es lo que viven personas que han enviudado, o a pasado por una separación de pareja, el abandono o perdida de los hijos, por ejemplo, la separación de los padres cuando se es niño o adolescente.

2. El desprecio, rechazo o disgusto manifiesto del cual es objeto una persona por una condición particular, ya sea una capacidad especial, su raza, su religión o su condición social, entre otras.

De manera que éste fenómeno es muy frecuente en éste tiempo, en que tantas personas y familias son separadas por las condiciones económicas, que empujan a hombres, mujeres y jóvenes a emigrar, por la pandemia y la crisis de salud que ha llevado a tantos a la muerte de forma cruel y repentina dejando a madres, hijos, hermanos, esposos sufriendo la ausencia permanente de un ser amado.

Y claro, esta la sociedad misma que en sus modas e ideologías modernas impulsa cada vez más a la desintegración familiar, y el egoísmo ambicioso que solo busca la autocomplacencia.

Como se supera el desamor

Si usted está experimentando el desamor o conoce a alguien que lo sufre, quiero compartirle algunos consejos para superarlo.

  1. El amor a largo plazo es una decisión; decide no amar o no depender.

    En la medida que el tiempo pasa, el sentimiento sigue siendo real, pero también es real que cada uno decide cuanta importancia le concede a las personas y el rol que les permitimos jugar en nuestra vida.

    De manera que si has amado a una persona, pero esa persona ya no esta en tu vida, por la razón que sea, debes decidir reubicar ese sentimiento y la prioridad que tendrá en tu vida. Para explicarme quiero brindar algunos ejemplos:

    Si has perdido un ser amado, porque murió, es normal que en la primera etapa experimentes el duelo con mucha intensidad, te sentirás triste y un poco perdido, con mucha incertidumbre hacia el futuro; pero, pasadas unas semanas, debes pensar en ese amor, con gratitud por lo vivido, debes decidir cómo continuarás adelante, perdonando, perdonándote, atesorando los recuerdos y los aprendizajes, y sabiendo que siempre le amarás, pero ya no dependerás de su compañía o su presencia, se quedan contigo las experiencias vividas que te servirán para la nueva etapa de tu vida.

    Si más bien lo que ha pasado es una ruptura, un divorcio o un abandono, los sentimientos serán de perdida, de enojo, de resentimiento y hasta de venganza, pero debes pensar que ninguno de esos sentimientos te hace bien, ni te llevan a nada positivo. De igual forma, debes decidir dejar de amar, quedarte con lo aprendido, con las cosas o personas que esa relación te dejó como frutos y continuar con libertad y con más conocimiento.
    Puedes decidir cambiar la prioridad de una persona o una relación en tu vida, puedes decidir superar la perdida.

  2. La vida es una secuencia de etapas diferentes

    Mantener la visión de temporalidad, nos da fuerza para continuar y tener esperanza, no pienses en tu situación actual como algo permanente, recuerda, todo pasa, esto también pasará, pronto te sentirás mejor y debes prepararte para ese momento.

    La vida cambia continuamente, así que, si este momento de tu vida hay una crisis, piensa en como te preparas para la siguiente etapa de triunfo, libertad, crecimiento, oportunidades.

  3. Hay que darnos nuevas oportunidades; aprendiendo de las experiencias vividas

    Atrévete a confiar, y esperar, sin tropezar con la misma piedra.

    Mira esta experiencia como un aprendizaje, y encárgate de identificar que debes aprender, qué decisiones debes cambiar en el futuro, cómo evitarás caer en el mismo error, o verte en la misma circunstancia.

    Mantén presente que no todas las personas son iguales, y que en tu vida puede haber mucha variedad, puedes vivir en otro lugar, dedicarte a otros trabajos, conocer nuevas personas, amar y ser amado.

    Involúcrate en nuevos aprendizajes, nuevos proyectos, atrévete a cambiar o a volver a empezar, libre de temor y de dolor.

  4. Debemos cultivar redes de apoyo significativas

    Siempre necesitamos de otros y siempre hay alguien dispuesto a ayudar, familia y amigos a quienes les importamos, rodéate de personas que te aprecian, no te muestres huraño o defensivo, habla de como te sientes, de los que deseas para el futuro, de lo que necesitas, escucha sus consejos y sus palabras de aliento y aliméntate de ellos emocionalmente.

    Muchas veces se escucha que a los demás no les importamos, que pedir ayuda es debilidad, que es mejor si nadie se entera de lo que nos pasa; pero no es así, pedir ayuda es de valientes!

  5. Dios es una fuente inagotable de sanidad emocional y amor

    Finalmente, el mejor consejo de todos, busca a Dios y deja que te consuele, Dios nos creó y nos conoce completamente, el puede sanar nuestro corazón roto y sanar nuestras emociones.

    Dios es la fuente inagotable de amor, con Él nunca estamos solos, si le dejamos reinar en nuestro corazón, Él siempre nos ayuda, nos sostiene y nos levanta de cualquier caída o tropiezo; nos consuela de toda pérdida, nos llena de gozo, de paz y de esperanza.

    ¡Animo! Tu puedes y mereces ser feliz.


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE Ingrid Villela - #Reinventarnos
25 Sep. 2020

5 cosas que te convierten en un mejor ciudadano

Honduras necesita mejores hondureños, mejores personas, que al convivir construyan una mejor sociedad y un mejor país

15 Ene. 2021

¡¡Trabajar en buscar trabajo!!

El proceso para que sea exitoso, requiere tiempo y esfuerzo

9 Oct. 2020

La belleza en cada etapa

Vive esta etapa de tu vida, con gratitud, con alegría y con esperanza.

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!