Será necesario aplicar a los políticos que comenzaron ya la carrera para alcanzar el poder en Honduras en noviembre de 2021, una estratégica política de contraste que le dé la oportunidad a los votantes  de identificar el poder y la autoridad que tiene su voto al momento de ir a las urnas, la capacidad de discernir las intenciones de los aspirantes a cargos de elección popular, tener una visión más amplia de la persona y no caer en esas apariencias que muchas veces fue la trampa perfecta, recordemos algo,  lo esencial suele ser invisible a los ojos.

Habrá que conocer las fortalezas que tienen las agendas de los postulantes, y saber sus lados oscuros, porque sí los hay. Ya es tiempo de despertar y pasar los rayos x a cada una de las propuestas, inclusive analizar las posiciones sobre temas de país y de los mismo partidos políticos.

Recuerde usted que aun en partidos de izquierda como Libre, hay contrastes entre un líder y otro, por ejemplo, Wilfredo Méndez se desprende de la línea oficial donde está bien posesionada Xiomara Castro de Zelaya y la posición centro de Carlos Eduardo Reina, ¿qué puede usted, sacar de ganancia al hacer estas comparaciones ideológicas? en Libertad y Refundación (Libre).

Wilfredo Méndez es muy crítico a la línea del coordinad nacional, Manuel Zelaya Rosales, muchas veces lo acusó de querer detener las elecciones primarias, de negociar puestos, cuotas de poder para su selecto y reducido grupo, igual acusación realizó el Dr. Nelson Ávila, quien mostró su desacuerdo cuando se nombraron puestos como los órganos electorales, contralores, y del IAIP, a personas ligadas a Mel Zelaya, “no fue equitativo”, sostuvo.

Bueno, en Libre, sus simpatizantes tienen la gran oportunidad de comparar lo hecho por uno y otros y escoger en primarias la mejor apuesta para las generales del 2021.

Rojo blanco y rojo

En tanto, en el partido Liberal las cosas están a un más complicadas para sus simpatizantes, escoger entre un precandidato que fue señalado por la justicia y preso en Estado Unidos, Yani Rosenthal, y el actual presidente de este instituto político, Luis Zelaya, envuelto en una fina niebla familiar, principalmente con su madre, ¡ah!, pero sí muy confrontativo al actual gobierno. Surgen por ahí otros como el caricaturista y actual diputado Darío Banegas, José Luis Moncada y Luis Maldonado; a juzgar usted liberal, aplique también el contraste en ellos, mire la mejor opción.

En el oficialismo

Mientras que en el partido Nacional existe una línea vertical difícil de borrar y que parte desde el Ejecutivo, al menos que el Dr. Mauricio Oliva se desmarque del actual gobernante, pero pesan los señalamientos de corrupción y el desgaste en este instituto político, muchos nacionalistas ven con opción de triunfo al actual alcalde capitalino, Nasry Asfura, sin embargo, los cachurecos tienen hoy por hoy la oportunidad de hacer el contraste.

Otro punto de analizar será la estrategia de campaña para contrastar, sacar lo bueno y lo malo del pasado y razonar más quien de los políticos cumplió y quien falló, aunque ya sabemos que el ataque contra los rivales políticos es reiterado y habitual en las campañas electorales, se reitera siempre el mismo punto, las equivocaciones del contrario y muy poco se dan las aportaciones para mejorar áreas como salud, educación, economía, entre otras.

Bueno, en Honduras ya arrancó la carrera política, comenzando con las primarias de marzo, con o sin reformas electorales, a la cúpula de los partidos no le interesa en lo absoluto, aquí lo importantes es mantenerse en el pico del Everest del poder, aunque pasen por encima de los simpatizantes, de sus partidos… pero ya sabe usted, aplique desde ya el contrate, pase el rayo x en cada aspirante o partido político, pero ojo, tenga mucho cuidado con la radiación.