Hoy 24 de junio se celebra el Día Internacional del Socorrista, y desde HRN , Emisoras Unidas y Televicentro, queremos honrar y agradecer en nombre del pueblo hondureño a los hombres y mujeres que desde su riesgosa y primerísima línea de fuego, dedican prácticamente su vida a ayudar, socorrer, salvar, sin esperar a cambio reconocimientos ni favores.

Saludamos a los cientos de socorristas voluntarios, cruzrojistas, que con un profundo sentido de solidaridad y servicio, constituyen la piedra angular de la filosofía institucional que como Cruz Roja veló por el respeto de los derechos y la vida de los obreros en la huelga del 54, la protección de la ciudadanía a lo largo de la línea divisoria con El Salvador durante la guerra del 69, la movilización de civiles en las zonas fronterizas con el Salvador y Nicaragua en la década de los ochentas, y el papel de rescate y salvar vidas en los desastres naturales de 1974 con el Huracán Fifí y en el 98 cuando el Huracán Mitch destruyó prácticamente Honduras.

Como no aprovechar entonces la fecha para rendirle un homenaje a los cientos de voluntarios socorristas activos que ahora en esta pandemia que asola al país, siguen y están en la primera línea de combate contra el letal virus. De hecho el actual presidente de la Cruz Roja, Juan José Castro, positivo por covid 19, es una evidencia de lo que supone poner en riesgo la salud y la vida misma a cambio de cuidar y salvar la de los demás.

De eso se trata el rol del socorrista: socorrer en estados de calamidad por desastres y emergencias, aliviar el dolor humano y salvar vidas, que como bien lo ha apostillado unos de los pastores de mi iglesia, no es poco cosa!.
Y se trata ciertamente de una labor que generalmente no es reconocida, o cuando menos, dimensionada en razón de la magnitud del servicio que presta el socorrista, desde las operaciones en atención en salud, rescates en emergencias y desastres, hasta salvar cientos, miles de vidas.

Y decimos que no es reconocida desde el momento mismo en el que la benemérita institución de socorro tiene que andar velándole al estado para que se ponga al día con la partida que les corresponde y que es vital para su sobrevivencia misma.

Una misión tangible y valiente de humanidad, comunidad, solidaridad, servicio, socorro. Un compromiso en esta especie de maratón humanitaria que desde la década de los treintas, desde su fundación pues, han librado los socorristas cruzrojistas con el pueblo hondureño.

Hoy, en el Día Internacional del Socorrista, en HRN celebramos la misión de los socorristas, quienes en accidentes, contingencias y desastres, están y estarán para proteger, socorrer y salvar la vida de sus semejantes.