Sólo en el primer mes de confinamiento obligatorio por la pandemia de covid 19, la Fiscalía Especial de Protección a la Mujer recibió 1,259 denuncias de féminas víctimas de violencia doméstica e intrafamiliar.  

Casi mil 300 angustiosos y desesperados llamados de auxilio que en apenas un mes le dieron voz a un fenómeno que con ribetes epidemiológicos,  profundiza el estado de indefensión en el que está la integridad física y la vida misma de las mujeres hondureñas.

Un informe presentado por el Fondo de Población de Naciones Unidas reveló que entre enero y mayo de este año, más de 40 mil casos de agresión física y violencia contra mujeres habían sido documentados ante las instancias competentes.

Más de 40 mil denuncias presentadas por féminas agredidas y maltratadas, en la mayoría de casos, por sus propios compañeros o parejas sin haber siquiera llegado a la mitad del 2020!  Semejante cantidad de denuncias nos dice entonces que algo está enfermo, muy enfermo, en la sociedad hondureña.

 Y semejante cantidad de casos no hace más que agravar el escenario de violencia epidémica en el que está sumido el país, mientras multiplica en el íntimo núcleo en donde se gesta el mismísimo futuro de la humanidad como lo decía Juan Pablo Segundo, el patrón hereditario de las conductas agresivas y el maltrato que seguro irá transfiriéndose de generación en generación.      

Y esa extrapolación se ve reflejada entonces en el hecho de que cada 14 horas una mujer en el país es víctima de esa violencia irracional que tiene en el punto de mira, impunemente, a las féminas hondureñas.

El cercano 3 de septiembre, Televicentro y Emisoras Unidas en una alianza con el Ministerio Público para visibilizar más este fenómeno que está bombardeando desde el núcleo de la familia, la construcción de la buena ciudadanía, presentará un documental en forma de novela con causa a través de la cual se busca sensibilizar a la sociedad como tal, con todos sus actores, bajo el entendido de que para enfrentar este fenómeno como un desafío social, cultural y hasta sanitario, se requiere una intervención multisectorial. 

El documental en formato de novela con causa “Vencer el Miedo”, que esta semana el brazo social de la Corporación Televicentro y Emisoras Unidas, han anunciado y cuyo gran estreno será el jueves 3 de septiembre a las 8 de la noche en Telecadena 7y4, es y será un llamado a asumir este fenómeno ya no solo desde el  compromiso político del gobierno, desde la institucionalidad que formula las leyes, sino desde el entramado multisectorial, en el que sus distintos actores coordinadamente respondan de manera eficaz ante este complejo problema social y de seguridad personal que es la violencia doméstica.

Televicentro y Emisoras Unidas, como parte de ese entramado multisectorial, asumen ese compromiso, con la mujer hondureña , con la familia hondureña!. Son tantas las muertes de mujeres como los ataques físicos y psicológicos de los que son víctimas en el seno de su íntimo núcleo familiar, como para seguir solo contando cifras y estadísticas; como para solo exigir que otros actúen!

Las mujeres hondureñas víctimas de esta violencia irracional se cansaron también. Y si por fin se atrevieron a sacar de la oscuridad de su privacidad para convertir en tema de debate social a través del hecho de atreverse a denunciar a sus parejas, llegó la hora entonces de que no las dejemos solas. De eso se trata la participación de Televicentro y Emisoras Unidas. El compromiso de no dejar solas a las mujeres hondureñas frente a sus agresores, frente a los violadores de sus derechos esenciales fundamentales.

No son buenos tiempos para las mujeres hondureñas. En cuanto a la violencia de género, solo el 10 por ciento de todas las denuncias de agresiones físicas y psicológicas contra la mujer son judicializadas, mientras un porcentaje todavía menor obtiene una sentencia. Tenemos mucho que hacer para erradicar esa impunidad asociada.

Los ataques físicos, sexuales y psicológicos, además de los feminicidios, constituyen las más extremas muestras de violencia por razones de género. Una realidad vigente en el territorio nacional que alarma más en la medida que la mayoría de estos casos siguen sin resolverse, lo que deriva en estos altos niveles de impunidad.

En Televicentro y Emisoras Unidas estamos convencidos que eliminar la violencia contra la mujer será determinante para que Honduras construya una sociedad sana, buena, sólida en su núcleo familiar, en el respeto de los derechos humanos, en el pleno y saludable ejercicio de los derechos de todos y de todas.

Te puede interesar: Juventud hondureña: ¿divino tesoro?