Tito Livio Sierra #eldentistadelrock

La endodoncia es un tratamiento para el interior de una pieza dental con el objetivo de mantener la dentición natural, el hueso y la encía que le rodea y, lo más importante, su funcionalidad. Cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales, se elimina y se tapona su conducto, lo que popularmente se conoce como “matar el nervio”.

A la endodoncia también se le conoce como tratamiento de conductos y le rodean muchos mitos.

  Mito 1: La endodoncia es un tratamiento muy doloroso que no garantiza resultados

El dolor, muy intenso en algunos casos, es siempre previo a la endodoncia, un síntoma de que la pulpa está dañada, pero el tratamiento en sí es prácticamente indoloro y nada invasivo, gracias a los materiales y tecnologías usados actualmente en clínica.

Mito 2: Entre endodoncia y extracción, la mejor opción es la extracción y el implante

La mejor opción siempre es conservar las piezas naturales, si es posible. Ni el mejor implante del mundo va a poder reemplazar idénticamente las funciones de tus dientes.

Mito 3: Las endodoncias pueden causar graves problemas de salud

Más bien al contrario: la endodoncia tiene como fin eliminar una pulpa infectada y prevenir una reinfección con muchísimo menos riesgo de infección secundaria que una extracción, más traumática y con mayor probabilidad de que la infección dental llegue a sangre por contacto con el torrente sanguíneo.

 Mito 4: Se necesitan muchas sesiones para completar el tratamiento

Actualmente, un especialista en endodoncia que trabaje con tecnología de punta puede terminar la terapia en una o dos sesiones, dependiendo de la complejidad del caso. 

Mito 5: Si el diente no duele, no es necesario hacer el tratamiento de conductos

Al igual que en el resto del organismo, hay muchas enfermedades en la boca y específicamente en la pulpa de los dientes que no causan dolor, pero que requieren de una pronta solución, para prevenir complicaciones mayores. 

Mito 6: El dolor de dientes se cura con antibióticos

Además de ser falso, este mito es peligroso, ya que muchos pacientes se automedican con antibióticos por motivos equivocados. La consecuencia es que el dolor sigue y las bacterias se van haciendo resistentes a los antibióticos. Cuando un diente tiene una infección, la única solución es desinfectarlo por dentro mediante la terapia endodóntica.

Mito 7: No se pueden hacer tratamientos de conducto con ortodoncia (frenillos)

Antes de comenzar el tratamiento de ortodoncia, el ortodoncista se asegurará de que tus dientes estén sanos y de que puedas mantener la higiene bucal durante el tratamiento. Si a pesar de estas precauciones aparece algún problema durante el tratamiento y necesitas hacerte un tratamiento de conducto, se puede realizar teniendo ciertas precauciones

cepillo dientes coronavirus
Cuando la caries no se trata aparecen huecos en los dientes que a menudo requieren un empaste.

Mito 8: Un diente con endodoncia se pone negro

Falso, un tratamiento endodóntico hecho con materiales actuales no cambia de color. Antiguamente se usaban materiales que sí causaban un cambio de color en el diente, pero esos materiales ya no se recomiendan

Mito 9: no se deben hacer endodoncias durante el embarazo.

Muchas mujeres embarazadas tienen este temor, especialmente si se trata de su primer hijo. Pero este mito también es falso, es más, es indispensable que te preocupes de tu salud bucal si estás embarazada, porque los bebés nacen sin bacterias en la boca, su flora bacteriana se establece cuando le das besos, pruebas su comida, etc. Si tienes buena salud oral, tu flora bacteriana, que traspasarás a tu hijo, estará compuesta por microbios que no son agresivos, lo que ayudará a tu bebé a tener mejores posibilidades de tener su boca sana. 

Mito 10: todos los dientes con endodoncia ocupan corona.

Muchas personas creen que después de una endodoncia hay que hacer una corona (funda que recubre todo el diente) pero la verdad es que la elección depende de la cantidad de diente que queda, no del tratamiento de conducto.

"Una consulta temprana al especialista puede limitar la evolución de la lesión endodóntica y con ello favorecer su resolución", ha concluido Escorial.

Nuestras redes sociales

Apreciación musical de la semana...

https://youtu.be/4kSuJwYoxkw

Te puede interesar: ¿Cómo tratar la caries en dientes de leche?