Son Muchas las personas que evitan ir al dentista por temor o por ansiedad.

Entonces, ¿por qué surge el temor al dentista? Las consultas al dentista les generan ansiedad a las personas por diferentes motivos.

Algunos se anticipan al dolor. Otros se preocupan por si el dentista puede estar apresurado o ignorar sus preocupaciones. Otros generadores de estrés incluyen los recuerdos negativos de experiencias pasadas e incluso el olor a instrumentos esterilizados que hay en los consultorios dentales.

En ciertas ocasiones, el solo hecho de interrumpir la rutina diaria para visitar al dentista es lo que genera ansiedad.

Si no se la trata, la ansiedad por visitar al dentista puede generar problemas de salud bucal, los cuales, a su vez, requieren otros tratamientos dentales.

La confianza y la comunicación ayudan a reducir el estrés.

Además: ¿Cómo elegir a un buen odontólogo?

Uno de los factores más importantes para superar la ansiedad por visitar al dentista es la buena comunicación entre usted y su profesional. Cuando siente que está informado y bajo control en una consulta, normalmente se reduce la ansiedad.

"Es común que las personas sientan cierto nivel de ansiedad cuando consultan a un dentista" "Sin embargo, si la ansiedad de un paciente impide su acceso a los cuidados necesarios, esa persona debe tener un diálogo sincero con su dentista antes de iniciar cualquier tratamiento. Hay varias técnicas seguras y prácticas que pueden lograr que el cuidado dental sea menos estresante, incluso el uso de medicación".

Consejos para mantener la calma cuando visita al dentista.

Si su próxima consulta dental lo pone nervioso, pruebe estar formas de controlar su ansiedad:

  1. Comparta sus temores.

    Si se siente nervioso o ansioso, cuénteselo a su dentista y al personal del consultorio. Si expresa sus inquietudes, el dentista podrá adaptar el tratamiento a sus necesidades.

  2. Enfóquese en respirar regular y pausadamente durante los procedimientos dentales.

    Cuando están nerviosas, las personas tienden a contener la respiración, lo que disminuye los niveles de oxígeno y aumenta la sensación de pánico. Como sucede con algunas técnicas de meditación, concentrarse en una respiración lenta y regular ayuda a reducir los niveles de estrés.

  3. Escuche algunas canciones

    Si el sonido del torno lo perturba, lleve consigo sus auriculares y su música favorita.

  4. Observe lo que come y bebe

    Evite ingerir cafeína antes de una consulta con el dentista. Consuma alimentos con alto contenido proteico que, a diferencia de los dulces, tienen un efecto relajante.

  5. Haga señas con las manos

    Siéntase confiado al acordar hacer ciertas señales con la mano para comunicarse con su dentista. Cuando se sienta incómodo, indíquele a su dentista que disminuya o detenga el procedimiento.

  6. Elija un horario de bajo estrés para la consulta

    Programe su consulta al dentista en un día u horario en el que no le apremien el tiempo ni las presiones. Podría ser una consulta un día sábado o por la mañana temprano.

  7. Pida referencias positivas.

    Si necesita un dentista, pídales a sus amigos y familiares que le recomienden uno. Recibir comentarios positivos sobre un dentista por parte de una persona en quien confía puede ayudarle a reducir su ansiedad.

Sígueme en Instagram y Facebook para que mantengamos la comunicación.

Pero antes, les dejaré una recomendación rockera en cada artículo. Acá algo de REM llamado... It's the end of the world as we know it and i feel fine

https://youtu.be/8OyBtMPqpNY