Cuando se incluye un nuevo amigo peludito en casa, siendo aún pequeño, se inicia el proceso de enseñanza con relación al lugar donde hará sus necesidades fisiológicas y dónde se le servirá su comida, de igual forma, el espacio de su descanso.

Sin embargo, algunos perritos no logran comprender estos espacios acondicionados específicos, y se orinan en lugares que no son apropiados, como zapatos, camas, sofás y otros espacios internos del hogar.

Marcar territorio

Existen múltiples factores que influyen en porque los perros orinan en lugares inapropiados. La edad, el entrenamiento, el estrés e incluso problemas de salud, según citan portales de salud canina.

Lea: 5 razones para no vacunarse contra el covid que no tienen sentido ¿Has pensado en alguna?

También, la impresión más común es que marcan territorio, dando a entender que ellos son los que viven ahí y aunque llegue otra mascota, ellos mandan por antigüedad y do[1]minio; dejando su olor imborrable para otras mascotas.

¿Y si no es una enfermedad?

No solo por enfermedad pueden realizar estas acciones desagradables, veterinarios explican que uno de los factores comunes es la edad, esto más en los perros ya adultos, mayores de siete años.

Al orinar dentro de casa, cuando antes no o hacía, puede ser una manifestación de demencia o senilidad, un tipo de deterioro mental que puede alterar el comportamiento de la mascota.

En algunos casos, esta, puede ser tratada con medicamento.

También, aunque no lo parezca, un motivo frecuente de este comporta[1]miento es la ansiedad.

Vea: Estos son los beneficios de que tu mascota utilice juguetes

En algunos casos, el perro se orina cuando llegas a casa o cuando lo saludas, esto es por sumisión y excitación y se expresa cuando se está frente a un miembro con rango jerárquico superior al propio, como ser su amo.

De igual forma, el miedo, las nuevas personas, los objetos e incluso algunas situaciones como el momento de comer y jugar, pueden ser detonantes de este comportamiento.

Por otra parte, influye también, llamar la atención, esto lo hará al orinar nuevos objetos o nuevos aromas en el ambiente, o, simplemente al estar en presencia de otras personas.

Infecciones urinarias

Cabe señalar que se puede presentar alguna infección urinaria, con las micciones seguidas, sin embargo, no es tan fácil predecir si existe una, pero sí hay señales que se pueden tener en cuenta.

Por ejemplo, ser muy observadores. Si la frecuencia de la orina es alterada, a la vez, si las características de la orina son distintas.

Si se orina en lugares inapropiados, también, se puede observar una irritación y picor genital, pueden presentar casos de fiebre y evidenciar depresión y ansiedad.

Solución al problema

En primera instancia, se puede buscar asesoría con un adiestrador de caninos y saber cómo actuar. También, se puede restringir el acceso a algunas puertas o ventanas donde tenga contacto con otros perros y no sienta el peligro de ser desplazado.

Al momento de limpiar el área que ensució con la orina, no se recomienda usar líquidos de olor fuerte, pues estos estimulan de nuevo una acción de marcaje en ese lugar.

El detergente común, bicarbonato u otros limpiadores suaves son una opción.

DATO: Si su perro se orina cuando llega su amo, del trabajo, lo mejor no es acariciarlo en el momento, sino esperar que se calme y luego saludarlo.

Esto le indicará que orinarse no está bien. En cambio, si se saluda, pensará que es algo normal.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.