Las quemaduras de la piel provocadas por el sol son uno de los males más frecuentes en verano. Evitarlas es importantes porque en los casos más graves, la prolongada exposición al sol puede acabar en un cáncer de piel o un melanoma.

En caso de que las precauciones fallen o se te haya olvidado recurrir a ellas, existen recursos para aliviar el dolor de una quemadura en la piel: además de los tópicos y soluciones que se encuentran en farmacias o supermercados, te proponemos una serie de remedios que se pueden aplicar sin salir de casa.

1. Leche

La leche cuenta con beneficios para la piel. Dos de sus componentes, los ácidos grasos y los ácidos lácticos, tienen propiedades calmantes que alivian el dolor de las zonas afectadas. Aplica la leche mediante un paño suave o una gasa de algodón de forma cuidadosa.

2. Yogur

Un producto procedente de la leche, el yogur, también puede ser útil para tratar estas quemaduras: las proteínas que contiene este derivado lácteo ayudan a mantener la piel húmeda. Aplicalo y posteriormente, lava la zona con agua fría.

3. Vinagre

Los ácidos acéticos que contiene el vinagre también resultan de gran ayuda para tratar la irritación de la piel: prepara una solución compuesta por un litro de agua junto a una cucharada de vinagre. Esta mezcla después se diluye en una compresa que se aplica de forma directa sobre la comezón.

4. Aloe vera

Más conocido por sus diversas aplicaciones en medicina, el aloe vera es un recurso que suele funcionar muy bien en estos casos; de hecho, muchas de las cremas que se venden para aliviar estas quemaduras suelen contenerlo, aunque Montserrat Pérez señala que es mucho más eficaz aplicarlo directamente sobre la piel.

5. Pepino

El pepino sería otra forma alternativa de curar las quemaduras, ya sea poniendo rodajas de este vegetal sobre la piel o pasándolo por una licuadora, obteniendo una crema fácil de extender sobre la irritación. El pepino ayuda a restaurar la piel, además de sus propiedades calmantes.

6. Taninos del té

Por último, los taninos del té, cuya función es sobre todo calmante. Para obtenerlos, se debe dejar enfriar el té en la misma olla donde se haya preparado, para lo que se pueden añadir hielos y así conseguirlo antes.

Y ahí lo tienes, pero recuerda que la prevención es la manera más efectiva de impedir un problema en la piel. Utiliza protectores solares con un factor apropiado, camisetas y sombreros harán que la incidencia de los rayos UVA y UVB sea mucho menos peligrosa para la salud.