Los rines son vitales para el uso diario de los vehículos, pues su trabajo es sostener la llanta, junto a los tornillos, y proteger al carro de los impactos, como de un hueco o salto de alta potencia en carretera.

Algunos expertos en mecánica comparan la elección de los rines con cómo elegir los zapatos a utilizar, pues si estos aprietan, lastiman los pies, pero si son grandes, se salen. Lo mismo puede suceder con el rin que se escoja para el carro.

Lea: Sigue este paso a paso para reparar las luces de tu carro

Balanceo

Al finalizar el proceso de cambio de rines, se sugiere ir al taller que lleva el control mecánico de su carro para que un experto realice una alineación, así como balance, pues, es la forma recomendada para asegurarse que el carro no pierda desempeño o haga gastos innecesarios de combustible.

También, las compras de rines en empresas autorizadas garantizan una buena inversión, pues hacerlo de otra forma puede acarrear problemas técnicos, por una pieza de mala calidad, o en su peor caso, con problemas de legalidad por ser robada.

¡No olvidar!

1.El tamaño debe ir con la llanta. El primer paso es revisar el ancho y alto del rin. Si el carro está con un rin de fábrica, y se quiere cambiar, debe mantener las pulgadas exactas, tanto para el rin como la llanta, ya que, si no es así se puede perder garantía. Si se cambia a uno más pequeño, puede sufrir inestabilidad.

2. Personalizar con conocimiento y límites. Los cambios personalizados suceden cuando se trata de carros deportivos o de carreras, los que son modificados también. Sugieren que no pase de tres pulgadas el rin original, sino sufrirá mucho.

3.Importancia del material a elegir. Estos pueden ser de hierro, antimonio y aluminio. Este último es el más común, por ser liviano y no recalienta como los demás. Sin embargo, comprar con base en una marca reconocida también es lo más recomendables.

Vea: Cambia la llanta de tu moto con estos cinco pasos sin ser experto

4.Diseño del rin. Al hablar de este punto, tiene que ver con la decisión del diseño que quede bien con la llanta. Pueden ser modulares, con variedad de aspas, y los BBS, que son aconsejados para los corredores en pistas.

5.Aire para refrigerar. Los rines deben tener aberturas, pues no deben ser muy cerrados, por la ventilación y así evitar las altas temperaturas en los frenos y que los espacios entre las aspas sean amplios para mejorar la refrigeración.

Dato: Algunas personas lo que hacen es pintar los rines para dar otro toque a este elemento importante del vehículo.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.