Hacinados estarán los pacientes de covid-19 que sean atendidos en los hospitales móviles compró Inversión Estratégica Honduras (Invest-H), lo que representa un alto riesgo para su salud.

Esa es la conclusión que expertos en biomédica hicieron al analizar los diseños que de forma exclusiva tuvo acceso tunota.com de los siete sanatorios que Invest-H compró supuestamente de forma sobrevalorada por $ 47.4 millones (unos L 1,168 millones) al cuestionado consorcio Hospitales Móviles / Elmed System Medical.

Temas relacionados

Invest-H adquirió 3 sanatorios móviles de 91 camas ($ 7.9 millones cada uno) y otros cuatro de 51 camas ($ 5.7 millones cada uno), en un proceso de compra realizado en marzo, pero ninguno de ellos ha llegado, pese a que debieron de ser entregados en mayo o junio. Supuestamente, los primeros dos hospitales de 91 camas ahora llegarán el 7 de julio en un barco que partió desde Turquía, donde fueron manufacturados.

Hacinamiento

Los hospitales 91 camas contendrán 60 camas de unidades de cuidados intensivos (UCI), 3 camas de triaje, 2 camas en sala de emergencia y 26 camas de unidades de alta dependencia, que serán ubicados en 18 de los 37 contenedores que conforman el nosocomio de ese tipo.

En un contenedor de la unidad de alta dependencia se ubicarán hasta siete camas, mientras que en los de UCI habrá hasta cinco, de acuerdo con el diseño. Cada contenedor tiene una dimensión exterior de 12.19 metros de largo, 2,44 metros de ancho y 2,59 metros de alto.

Esta distribución hace que exista casi 80 centímetros de distancia entre las camas, cuya anchura es de 2.5 metros, situación que tiene muchos riesgos, estiman los técnicos.

“Los espacios mínimos que existen entre cama y cama son muy reducidos, se requiere, según algunas normativas, que el área de paciente debe ser de al menos 3x3 metros. El espacio disponible para la atención del paciente y la circulación del personal es muy limitado”, dijo el presidente de la Asociación de Ingenieros Biomédicos de Honduras (AIBH), José Luis Ramos.

“¿Si existe una emergencia, será complicado atender un paciente sin invadir el espacio de otros pacientes? Si se debe retirar a un paciente, suponiendo que se encuentra en el extremo más distante del contenedor, ¿cómo lo van a sacar? ¿Si un paciente se complica y debe ser intubado para ventilación mecánico como lo van a sacar?”, preguntó, Ramos.

Los hospitales tendrán cuatro sistemas de presión positiva HVAC y dos sistemas negativos HVAC, para extracción del aire contaminado, pero no hay especificación técnica de los mismos, por lo que se desconoce si tienen la capacidad de descontaminación necesaria, cuestionó Juan Sánchez, otro biomédico.

“Según la normativa de la Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, en una sala de cuidados intensivos se debe realizar al menos 6 recambios de aire por hora (es decir que se extrae el total del aire del recinto y se inyecta aire nuevo 6 veces), y además contar con sistemas de filtrado de alta eficiencia, cosa que no se especifican en los hospitales”, criticó.

“Aparte, el hacinamiento promueve la acumulación de contaminantes en el área y considerando que el covid-19 es una enfermedad altamente contagiosa es necesario un sistema de ventilación adecuado con extracción permanente y suministro de aire al ambiente, que pueda asegurar que se remueven todos los patógenos, es decir, se hacen suficientes recambios de aire”, acotó.

Cuando se compran equipos o sistemas para un hospital, el personal de ese centro debe tener conocimiento de los detalles técnicos de los productos porque se corre el riesgo que no conozcan su funcionamiento o sean de mala calidad, advirtió Sánchez.
El proveedor de los hospitales móviles ha ofrecido dar seis horas de capacitación durante cinco días al personal que manejará esos sanatorios.

Adicionalmente, cada hospital deberá contar con unidad de radiología, esterilización, laboratorio, morgue, cuarto de almacenamiento y baños para pacientes.

También, habitación de descanso y baños para el personal médico, cocina, comedor, unidad de lavaplatos, lavandería, tanque de agua y unidad de soporte técnico.

Los diseños de los hospitales están en el documento Mobile fields hospital systems prefabricated solutions entregado por el proveedor a Invest-H, y al que tunota.com tuvo acceso.

Otras de las anomalías que presenta esta compra es que no existen registro sobre las especificaciones técnicas de los equipos ni costos unitarios.

Tampoco hay dato de que alguna autoridad experta en infraestructura hospitalaria que haya aprobado los planos de los hospitales.

Se han realizado 5 solicitudes de información a Invest-H sobre esta compra por medio de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, en vista que hay muchos documentos del proceso de compra de los hospitales móviles que no están subidos en el Portal de Transparencia de esa institución.

Los dos hospitales móviles de 91 camas que se prevén lleguen el otro mes serán instalados en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las zonas de mayor contagio del patógeno.

El otro policlínico de 91 camas se colocará en Choluteca. Los restantes cuatro hospitales de 51 camas serán situados en Copán, El Paraíso, Atlántida y Olancho.

Honduras contabiliza 18,082 casos de covid-19, de los que 479 han muerto. La capacidad de los hospitales públicos de atender pacientes con covid-19 ha sido rebasada, por lo que se volvió urgente la llegada de los hospitales móviles.

Los irregularidades que empañan las adquisiciones de estos sanatorios le costaron el puesto al director de Invest-H, Marco Bográn, quien renunció al puesto la semana pasada, en medio de varias voces de diferentes sectores que reclamaban su destitución.

Bográn pagó el 100 % del valor de los hospitales a la Hospitales Móviles/ Elmed Medical Systems, cuando lo legal era un anticipo no mayor del 30%, y, de igual manera, la adquisición no se hizo mediante contratos, sino que en dos órdenes de compra en las que no es establecieron garantías de cumplimiento o de calidad, de acuerdo a informes del Consejo Nacional Anticorrupción.

Esta compra directa se amparó en un decreto de emergencia aprobado por el Congreso Nacional en marzo mediante el cual se autorizaba a Invest-H a realizar adquisiciones de forma directa con el fin de enfrentar la pandemia.

Los cuestionamientos se agravaron luego que la empresa SDI Global, con sede en Turquía, acusara al propietario de Hospitales Móviles/ Elmed Medical Systems, Axel López, de haberle solicitado diseños de los hospitales para presentar la oferta de venta a Invest-H como propia y falsificar sus registros de proveedor internacional, y así cerrar el trato.

Otras dos empresas turcas también han señalado a esa sociedad de haber utilizado información de sus planos de hospitales móviles para crear su propia oferta.

Axel López nunca ha demostrado que Hospitales Móviles/ Elmed Medical Systems tenga una fábrica propia en Turquía.

Según pistas que siguen entes de investigación del Estado, la compañía turca Vertisa, que también pertenece a Axel López, contrató a la también compañía de ese país Nuris Prefabrick para que hiciera los dos hospitales móviles de 91 camas, pero esta no tiene ninguna experiencia en el ramo.

La Asociación por una Sociedad Mas Justa (ASJ) presentó un informe la semana pasada en el que señala que cada uno de los hospitales fue sobrevalorado en L 50 millones.
También la acusó de ser una “empresa USB”, pues, aunque asegura que tiene sede en Florida, Estados Unidos, la dirección que presenta en sus documentos no es un local en un centro comercial en donde no hay oficinas ni empleados.

Lo que tendrá el hospital de 91 camas

Tipo de camaCantidad de camas
Cama de triaje2
Cama de emergencias2
Cama policlínica1
Camas Unidad de Alta Dependencia26
Camas Unidad de Cuidados Intensivos60
Total91

Precios pagados por cada hospital

Cantidad de hospitalesPrecio Unitario $Total $Total L
3 hospitales de 91 camas$ 7,950,000$ 23,850,000L 587,187,000
4 hospitales de 51 camas$ 5,750,000$ 23,000,000L 566,260,000
7 plantas de tratamiento$ 87,500$ 612,500L 15,079,750

A criterio del jefe de investigaciones de la Asociación por una Sociedad más Justa, Lester Ramírez, Invest-H ha sido víctima de un control total de parte del presidente de la Republica, Juan Orlando Hernández, para levantar su imagen, lo que ha generado que esa institución haya realizado adquisiciones sin criterios técnicos.

“No hay un plan de compras de emergencia conformado con insumos del sistema de salud. Esto lleva a la improvisación y descoordinación, y permite que las decisiones se hagan de manera discrecional entre el director de Investh-H y el presidente de gobierno”, cuestionó Ramírez.

Deploró que los entes contralores no hagan una debida fiscalización de los recursos utilizados para atención de la pandemia y que sean organizaciones de la sociedad civil los que cumplan ese rol.

s