Sor María Rosa Leggol falleció el viernes (16.10.2020) tras complicarse su estado de salud, semanas después de superar el covid-19, enfermedad por la cual estuvo internada en un hospital de Tegucigalpa, capital de Honduras.

La religiosa de 93 años murió a las 9:30 de la mañana en el inmueble de la Sociedad Amiga de los Niños, su obra de amor que acoge a miles de niños y jóvenes sin hogar.

Temas relacionados

En imágenes: El legado de amor de Sor María Rosa en defensa de la niñez hondureña

A la fundación no se permitirá el ingreso de personas ajenas, y su cuerpo será trasladado a la Basílica Menor de Suyapa, informaron sus familiares.

“Ya terminó su agonía, ya está junto al Señor", dijo una de las hijas adoptivas de Sor María.

https://youtu.be/0IMTknuAfG0

El padre Juan Ángel López reaccionó ante la muerte de Sor María y dijo que fue "una mujer que nos enseñó a luchar hasta morir y aferrarnos a la cruz".

Mientras el sacerdote Carlo Magno Núñez confirmó la celebración de las exequias de la religiosa a las 4:00 de la tarde en la Basílica de Suyapa.

“Mientras tenga vida y una gota de sangre en el cuerpo sigo adelante, porque mi vida es para la humanidad hasta que el Señor me diga: hasta aquí María”, decía Sor, quien dedicó toda su vida al servicio de los más necesitados, sobre todo niños y jóvenes que hoy lloran su partida.

Sor María tuvo gran vocación por servir a la niñez hondureña.

Más de 87 mil niños y jóvenes de la calle o en riesgo social encontraron en Sor María Rosa una madre solidaria y amorosa que veló por su bienestar. Muchos de ellos hoy son profesionales y padres de familia.

PUEDE LEER: Políticos y deportistas hondureños reaccionan ante el fallecimiento de sor María Rosa

Sor María Rosa nació en Puerto Cortés, zona norte de Honduras, el 21 de noviembre de 1926. Su padre era canadiense y su madre hondureña, a quienes perdió y quedó al cuidado de sus padrinos, teniendo que trabajar desde muy temprana edad para cooperar al gasto de su casa.

Crecer sin sus padres biológicos marcó su vida y tras su formación religiosa con hermanas de Alemania decidió brindar su apoyo a los pequeños vulnerables del país. El 13 de noviembre de 1966 fundó la Sociedad Amigos de los Niños para brindar atención y cuidados a infantes sin hogar, jóvenes y a madres solteras.