Las organizaciones no gubernamentales, comunicadores y personalidades de la región su de Honduras manifiestan que el proyecto de las ZEDE responde a una política neoliberal e inhumana que lesiona la dignidad, derechos e intereses de toda la sociedad hondureña, especialmente la de las comunidades amenazadas por el desplazamiento forzado al que pueden ser sometidas.

Cuestionan que las ZEDE además de violar la soberanía nacional y la autonomía municipal se pueden convertir en guarida de políticos corruptos, violadores de la constitución y tratados internacionales, vinculados a actividades ilícitas como el narcotráfico y tráfico de armas y en paraísos fiscales.

Afirman que zonas protegidas pueden ser saqueadas por esta clase política y empresarios nacionales e internacionales ambiciosos que solo les interesa acumular capital, sin importar los daños a la madre naturaleza y a la dignidad humana; esta situación puede agravar la crisis de cambio climático nacional y global que el planeta enfrenta.

La plataforma pide retomar las sesiones de forma presencial, para someter a discusión la iniciativa ciudadana para derogar la Ley de las ZEDE y piden actuar conforme a la Constitución de la República y no a los órdenes extramuros del poder judicial.

Demandan al Ministerio Público una investigación efectiva y fehaciente de los delitos de traición a la patria que han ejercido los funcionarios públicos del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

También, hicieron un llamado a las Fuerzas Armadas y se les recuerda su función de defender la soberanía y al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) que se pronuncien a esta política violatoria, a las alcaldías para que desarrollen cabildos abiertos masivos y declaren municipios libres de ZEDE.

Y finalmente, a la cooperación internacional les solicitan respaldo a los movimientos sociales que demandan respeto a la autodeterminación de los pueblos.