Nadie está a salvo de la tecnología, todos sospechamos de Facebook y Google, pero ahora tus amigos o peor, tu pareja te pueden espiar con su smartphone.

El iPhone permite a sus usuarios espiar conversaciones a través de una función incorporada que se usa con los AirPods. Al activar esta opción, el dispositivo móvil funciona como micrófono y los audífonos permiten escuchar a distancia todo lo que capta.

La herramienta de Apple permite a las personas escuchar con mayor claridad en lugares ruidosos o a distancia. La opción se activa desde el centro de control de cualquier dispositivo con iOS.

Programar esta función es muy sencillo:

Claramente, la función tiene otros propósitos, pero hay algo sobre saber lo que dicen tus amigos cuando te levantas de la mesa que te da ganas de probarlo.

Los dispositivos y aplicaciones de espionaje para otros dispositivos, no funcionan de esta forma ya que son diseñados para poder obtener información privada de otras personas.

Los usuarios de Android han sido alertados por un fallo que permite que otros accedan a la sonidos a través del altavoz. Mientras otras personas prefieren usar software instalado de fábrica para mantener a otros vigilados.