Representantes de diversos sectores económicos, incluido el gobierno de Honduras, firmaron el jueves un acuerdo para la construcción de las represas El Tablón, Jicatuyo y Los Llanitos para ayudar a minimizar las inundaciones en el norte del país, tras los hechos catastróficos dejados por las tormentas Iota y Eta.

En sesión extraordinaria del Consejo Regional del Valle de Sula, los distintos sectores se comprometieron a un manejo óptimo de las represas y una adecuada gobernanza hídrica de las cuencas y subcuencas de los ríos Chamelecón y Ulúa para evitar hechos lamentables como los vistos en noviembre de 2020.

El presidente de la Asociación de Maquiladores, Mario Canahuati, se comprometió a nombre de los empresarios, a que nunca más vuelvan a pasar las catastróficas inundaciones que en el último mes se suscitaron en el Valle de Sula, que afectaron a los más vulnerables.

"No vamos a parar hasta que se haga lo que tengamos que hacer para reducir la vulnerabilidad en el Valle de Sula, que representa el 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país", aseguró Canahuati.

Asimismo, Canahuati hizo un llamado al sector empresarial a brindar el apoyo para que "la población vea la maquinaria en las calles trabajando y de esta manera se den cuenta que son importantes para nosotros".

"Lo vamos a hacer de una forma desinteresada porque aquí vivimos, nacimos y moriremos… Cuenten con la empresa privada porque hoy más que nunca los hondureños necesitamos tomar decisiones que nos permitan resolver grandes problemas que impiden el progreso y el bienestar de nuestra nación", indicó Canahuati.

https://www.youtube.com/watch?v=Efw4q1avT1Y&feature=youtu.be

Vea además: La Mosquitia se declara en estado de calamidad doméstica y alimentaria por seis meses