El huevo, un alimento tan versátil y nutritivo, siempre está en el centro de debates y comentarios, reconocido por su alta calidad proteica, el huevo es considerado una fuente completa de proteínas, ya que contiene los nueve aminoácidos esenciales.

Según Mayo Clinic, los huevos de gallina son una opción económica y rica en nutrientes, aunque naturalmente poseen un alto contenido de colesterol.

Sin embargo, estudios actuales revelaron que el colesterol presente en los huevos no afecta significativamente los niveles de colesterol en la sangre como se pensaba anteriormente.

Contrario a la creencia popular, la proteína no se concentra exclusivamente en la clara del huevo; aproximadamente el 40% de esta se encuentra en la yema.

Además, la yema es rica en una variedad de nutrientes esenciales, como vitaminas liposolubles, antioxidantes como la luteína y la zeaxantina, y una amplia gama de vitaminas del complejo B y minerales como calcio, fósforo, hierro y zinc.

La cantidad de nutrientes en un huevo varía según su tamaño.

Por ejemplo, un huevo de tamaño medio, que oscila entre los 53 y 63 gramos, proporciona aproximadamente 6,4 gramos de proteína, lo que significa que dos huevos diarios pueden aportar alrededor de 12,8 gramos de proteína.

Consumo recomendado

Un reciente estudio reveló que consumir más de una docena de huevos fortificados semanalmente no tiene efectos adversos en los niveles de colesterol, incluso en personas mayores de 50 años con condiciones cardíacas preexistentes o factores de riesgo asociados.

Estos resultados desafían la idea anterior de que los huevos podrían aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Varios expertos sugieren que, en individuos sanos y activos, consumir entre tres y cuatro huevos diarios puede ser beneficioso para alcanzar los requerimientos diarios de proteínas.

Además, el consumo de huevos puede aumentar la sensación de saciedad debido a su alto contenido proteico y su valor nutricional, lo que puede ser útil para controlar el peso y mantener una dieta equilibrada.

Sin embargo, es importante destacar que las recomendaciones de consumo pueden variar según la salud y las necesidades individuales de cada persona.

Los huevos son una fuente económica y sostenible de nutrientes clave, y su consumo regular puede formar parte de una dieta equilibrada y saludable para la mayoría de las personas.

LEA TAMBIÉN: Consejos para mantener un cabello saludable en la playa y la piscina