Si bien existe la duda de si los animales pueden ver fantasmas, hay un peligro que es real entre las mascotas. Un malestar es relativamente fácil de contraer y abre un riesgo para las personas: la Leptospirosis canina.

¿Qué es la Leptospirosis canina?

La Leptospirosis canina es una enfermedad bacteriana que afecta a perros y puede transmitirse a los humanos. Los síntomas en perros incluyen fiebre, letargo, pérdida de apetito, vómitos, diarrea y aumento de la sed y la micción. En casos graves, puede causar insuficiencia renal y hepática, e incluso la muerte.

En Honduras, esta enfermedad representa un riesgo para las familias, ya que las personas pueden infectarse al entrar en contacto con la orina de perros infectados. Esto puede ocurrir al limpiar el área donde un perro ha orinado, al tener contacto directo con el animal o al consumir alimentos o agua contaminados.

Además, la Leptospirosis canina también afecta a las mascotas, ya que puede provocar enfermedad grave e incluso la muerte en los perros. Esto no solo causa sufrimiento a las mascotas, sino que también puede generar gastos veterinarios significativos para las familias.

Es importante tomar medidas preventivas para proteger a las mascotas y a las personas de la Leptospirosis canina. Esto incluye vacunar a los perros, evitar el contacto con la orina de animales infectados, mantener una buena higiene y limpiar regularmente las áreas donde los perros hacen sus necesidades.

¿Cómo prevenir la Leptospirosis canina?

Para prevenir la Leptospirosis canina, es esencial llevar a cabo acciones que protejan tanto a las mascotas como a las personas. Esto incluye mantener al día las vacunas de los perros, evitando el contacto con agua contaminada donde puedan estar presentes animales portadores de la bacteria. 

Además, es crucial mantener una buena higiene en el hogar y el entorno, limpiando regularmente las áreas donde los perros hacen sus necesidades y asegurándose de desinfectar los utensilios y juguetes de las mascotas. 

Asimismo, es importante controlar la presencia de roedores en el entorno cercano, ya que pueden ser portadores de la bacteria que causa la Leptospirosis, la cual llega a ser mortal si no se atiende correctamente. 

Estas medidas ayudarán a prevenir la propagación de la enfermedad y a proteger la salud tanto de las mascotas como de las personas en los diferentes espacios de convivencia.

¿Qué enfermedades de perros pueden contagiar a humanos?

Algunas enfermedades de perros que pueden contagiar a humanos son la leptospirosis y la rabia. La leptospirosis se transmite a través del contacto con orina de animales infectados, como en charcos o suelos contaminados. La rabia se transmite a través de la saliva de animales infectados, generalmente por mordeduras.

Para prevenir la leptospirosis, no se debe tener contacto con agua estancada o contaminada y se necesita mantener una buena higiene personal. Es determinante vacunar a los perros contra la leptospirosis para reducir el riesgo de contagio.

Para prevenir la rabia, es clave evitar el contacto con animales salvajes y callejeros y vacunar a los perros contra la rabia de manera regular. Si un perro es mordido por un animal desconocido, se debe buscar atención veterinaria inmediata y seguir las recomendaciones médicas para prevenir la transmisión de la enfermedad.

¿Qué provoca la leptospirosis en los humanos?

El padecimiento puede causar una amplia gama de síntomas, desde fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular hasta síntomas más graves como ictericia, insuficiencia renal y problemas respiratorios. En casos extremos, puede causar la muerte.