Tanto el cáncer de garganta, incluyendo los tipos de cáncer oral, labios, esófago, laringe y orofaríngeo, son dos veces más comunes en los hombres que en las mujeres.

Lo anterior se debe a que históricamente se inclinan más a los hábitos de consumir tabaco y alcohol, entre otros que aumentan las posibilidades de enfermarse.

Según la American Cancer Society, el cáncer de garganta suele tener un periodo de desarrollo de 6 años, por lo que no suele ser común presentarse durante la juventud.

Malos habitos

No obstante, los malos hábitos de alimentación, el consumo de tabaco y alcohol, ciertas prácticas sexuales de riesgo, contribuyen a que cada vez se presenta la enfermedad en edades más tempranas.

Gif tomado de Giphy.

Te puede interesar: ¡Alerta! Estos son los primeros síntomas del cáncer silencioso

Es importante conocer los factores que elevan los riesgos de padecer el cáncer de garganta, sobre todo los que nunca nos hubiéramos imaginado.

Sexo oral

Al ser una forma de contagio sexual de algunas formas del virus del papiloma humano (VPH), son causa importante de padecer cáncer de garganta y hasta cáncer de hipofaringe, señala una investigación de American Cancer Society (ACS).

Trabajar al aire libre

Se sabe que la luz solar es una fuente de luz ultravioleta (UV) para la mayoría de las personas. Aunque las que están más expuestas a los rayos solares pueden desarrollar un cáncer de labios.

Dentadura postiza

Se ha sugerido que la irritación a largo plazo del revestimiento de la boca causada por las dentaduras postizas, constituye un factor de riesgo de cáncer oral.

Gif tomado de Giphy.

Sin embargo, tras diversas investigaciones científicas en general no han descubierto un mayor riesgo en las que personas que las usan, señala la ACS.

Enjuague bucal

Aunque no hay investigaciones más contundentes algunos estudios sugieren una relación en el aumento a las probabilidades de padecer cáncer oral y orofaríngeo, por usar estos productos con alto contenido de alcohol.

El riesgo es más latente con las personas que abusan del alcohol y el tabaco.

Usar el cinturón apretado

Las personas que tienen sobrepeso al usar esta prenda apretada ejerce presión sobre la válvula entre el estómago y el esófago.

Esta acción hace que el ácido del estómago se escape hacia la parte superior del esófago. Se tiene que tener en cuenta que el reflujo ácido está relacionado con el cáncer.

Gif tomado de Giphy.

  Porque se pueden dañar las células en el esófago cambiando a que cambien a cancerígenas, apunta una investigación de las Universidades de Glasgow y Stratchclyde.

Se debe de tener siempre en cuenta que el tener uno o varios factores de riesgo, no significará que una persona padecerá cáncer de garganta; sin embargo, no por ello las probabilidades aumenten las posibilidades.

Por lo tanto, se aconseja mejorar los hábitos de vida.

Te puede interesar: Culebrilla, una enfermedad causada por el estrés que puede dejarte ciego… y es más común de lo que imaginas