Ansiedad y otros problemas cognitivos puede ocasionar el consumo rápido y frecuente de bebidas alcohólicas, según una investigación realizada por científicos de la Universidad de Oporto.

La reciente investigación por la universidad portuguesa y publicada en la revista científica Science Signaling, indagó en los efectos inmediatos en el cerebro, por el consumo de alcohol en exceso.

De tal modo que, los expertos decidieron experimentar en ratones, dándoles una solución alcohólica, obteniendo como resultado una estimulación en las células inmunológicas de su cerebro, y destruyeron las conexiones entre sus neuronas, provocándoles ansiedad y otros problemas cognitivos.

“Aún por un breve período de tiempo, la bebida excesiva posiblemente afecte el cerebro, aumentando el nivel de ansiedad, un aspecto relevante del abuso del alcohol y las drogas", aseguró el especialista y coautor del estudio, João Relvas, según citó VOA Noticias.

Lea: Estudio revela que el uso de videojuegos durante la infancia mejora la memoria años después

Según el estudio, los jóvenes son los que más consumen alcohol en exceso. Foto: Shutterstock / tunota.com

“No hay que subestimar al alcohol”

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), reportan que 1 de cada 6 adultos beben en exceso unas cuatro veces al mes. En consecuencia, Relvas advirtió que “la gente debe prestar atención a su consumo y seguir las normas que instan a beber con moderación”.

"Los peligros del consumo del alcohol, especialmente entre la población más joven, han sido ampliamente subestimados y el consumo excesivo de alcohol es socialmente tolerado”, agregó.

Asimismo, el investigador concluyó en que estudios como el suyo, deben servir para tomar consciencia, especialmente, los jóvenes, que suelen ser los más afectados

Por último, las guías de dieta, determinadas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos y por el Departamento de Agricultura estadounidenses, definen la bebida moderada como un trago por día para las mujeres y hasta dos tragos por día para los hombres.

También: Un estudio en Houston demuestra que el coronavirus está mutando y podría esquivar la inmunidad