Según un especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Las personas que tratan a sus mascotas como hijos, sufren de un trastorno psicológico.

"Cuando alguien trata a un can como si fuera un humano rompe con la interacción hombre-perro que se formó desde hace 20.000 años", destacó Raúl Azúa, investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

Te puede interesar: Conozca el significado de cinco sueños que más tienen las personas por las noches

https://www.instagram.com/p/BxCljwiFN-F/

De acuerdo con el experto, introducir a un animal a un esquema que no es parte de su esencia "afecta su perspectiva y es incapaz de procrear" porque no reconoce a los miembros de su especie como sus pares.

Señaló que esta nueva corriente se ha favorecido por el consumismo e individualismo y que es el resultado del aislamiento personal, la inseguridad y la cibercomunicación.

Según el experto, esta conducta comenzó en la década de los 80, cuando aumentó la comercialización de los perros y objetos como ropa, juguetes para estos.

El estudio también señala que el vínculo con estos es tan intenso que 57 % los considera muy cercanos emocionalmente, 29 % habla con ellos y 26 % siempre recurre a sus animalitos por consuelo cuando está triste.

Lea también: Depresión afecta a 300 millones de personas alrededor del mundo, según la OMS