El pescado frito con tajadas, es un platillo típico de la gastronomía del territorio catracho, que es muy consumido en las costas y cuya preparación es rápida y sin complicaciones.

Este plato se acompaña con tajadas de plátano verde, chismol, repollo, encurtido y en ciertas ocasiones con el famoso casamiento, que es arroz y frijoles.

El pescado frito con tajadas, es un platillo ideal para disfrutar de una textura crocante y de su exquisito sabor con el toque hondureño.

En Honduras, este platillo es característico del Lago de Yojoa, un lugar donde todo hondureño ha consumido el delicioso pescado frito con tajadas y disfrutado de espectaculares vistas panorámicas.

Sin necesidad de salir de tu casa, con esta receta que te mostraremos, puedes disfrutar del pescado con tajadas al estilo del Lago de Yojoa.

Lista de ingredientes

  • 4 pescados limpios y sin escamas
  • Aceite
  • Harina, la cantidad necesaria
  • Sal y pimienta al gusto
  • 3 plátanos verdes
Pescado frito con tajadas. Foto: CookPad

Paso a paso

  • Para preparar el pescado frito, debes primero de sazonarlo, para ello es necesario colocar la harina en un recipiente hondo o bol, agregar la sal y las especies según tus gustos.
  • Luego, es necesario pasar el pescado por la harina hasta que se encuentre cubierto por ambos lados. En este paso, debes de repetir el procedimiento en cada pescado.
  • Posteriormente, pones en un sartén el aceite vegetal o manteca y lo dejas a fuego medio, cuando ya este caliente, puedes incorporar los pescados y freír por ambos lados.
  • Por último, cuando el pescado este frito, puedes retirarlo y dejar que enfrié, colocarlo en papel toalla para quitar el exceso de aceite o manteca.

En el caso de las tajadas

Para preparar las tajadas de plátano verde debes de seguir estos sencillos pasos:

  • Coloca el plátano verde en una tabla de cortar y rebánalo de forma transversal con un grosor medio.
  • Luego, en un sartén coloca aceite o manteca y deja calentar a fuego medio.
  • Agrega las tajadas de plátano verde al sartén y debes dejar que se cocinen al termino que desees.
  • Por último, retíralas y puedes colocarlas en un bol con papel de toalla, para que se quite el exceso de aceite o manteca. En este paso, también puedes echarles un toque de sal, pero esto deprende de tus preferencias.

Cabe destacar, que para disfrutar de este exquisito platillo, también puedes acompañarlo con ensalada, chismol, repollo, limón o con un encurtido.