Las plagas de la cocina son más comunes de lo que parece y también son desagradables y a la vez afectan considerablemente la salud por estar en el lugar donde se preparan los alimentos. Por esa razón, se deben erradicar y lo más importante, prevenir.

Entre las plagas de la cocina más comunes están las cucarachas, los roedores (ratones), las hormigas y las moscas.

Lea: ¡No permitas que tu casa se llene de problemas indeseables! Opta por el mantenimiento preventivo

Cabe mencionar que la temperatura de calor que predomina en la cocina por la preparación de los alimentos es un factor que determina la llegada de las plagas, más la del jate o cucaracha germánica, explicó a tunota el experto en el manejo integrado de plagas y microorganismos, Allan Izaguirre.

Agregó que se reproducen con facilidad en temperaturas que alcanzan los 30 grados centígrados y cuando crecen suelen ser más resistentes a los pesticidas que suelen ser utilizados para su eliminación.

Generalmente, las plagas de la cocina buscan habitar en los electrodomésticos como la estufa, tostadora, debajo o detrás del microondas y pueden penetrar estos al punto de dañarlos.

Evita dejar trastes sucios por mucho tiempo, más si tienen dulce, este atrae las hormigas. Foto: Shutterstock.

Es importante la prevención de la aparición de estas plagas con la higiene en la cocina. Sencillas acciones como limpiar siempre al finalizar la elaboración de alimentos y botar los desperdicios de forma periódica para que no se acumule y atraiga estos insectos son esenciales.

Sugerencias para conocer y tratar estas plagas de la cocina:

1.Hormigas

Es posible que sean la plaga más habitual. La hormiga más común es la doméstica olorosa.

Estas pequeñas hormigas oscuras no muerden ni pican, pero les encanta buscar comida y dejan un rastro químico para las otras hormigas de su colonia.

La hormiga carpintera, que es más grande, puede entrar a la cocina, pero generalmente viven en áreas de la casa dañadas por el agua, junto a las goteras.

Siempre hay trucos caseros que suelen ser efectivos, pero expertos recomiendan las trampas de cebo líquido que contengan ácido bórico.

2.Cucarachas

Generalmente entran ocultas en los pliegues de las bolsas de papel y en las cajas que están en casa. Comen prácticamente de todo y les gustan los ambientes cálidos y húmedos.

Las cucarachas pueden provocar alergias, agravar los síntomas del asma y propagar muchos tipos de bacterias.

Las trampas con cebo que se venden en las tiendas pueden ser eficaces contra las cucarachas, pero como estas tienden a esconderse en las grietas y hendiduras de la pared, por lo que también se debe untar gel o pasta de cebo también en esas zonas.

La fumigación también es clave y se puede hacer cada cierto tiempo. Foto: Shutterstock.

3. Roedores

Los ratones y las ratas son probablemente las plagas más desagradables y dañinas de la cocina, porque pueden provocar alergias, propagar enfermedades como el hantavirus y roer la madera y los cables eléctricos.

En las tiendas venden trampas de cebo para roedores, pero no se pueden colocar cerca de las mascotas. Como medida de prevención, limpia la cocina con frecuencia y sella los huecos de alrededor de las puertas y los muros.

4. Moscas

Las moscas perciben el olor de la levadura presente en la fruta en fermentación desde muy lejos. También ponen huevos en la fruta que madura.

Vierte un poco de vinagre de sidra de manzana en un vaso, cúbrelo con plástico transparente (utiliza una goma elástica para que no se mueva) y haz agujeros en la parte superior.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas

Además: ¿La pintura de tu casa se cae a pedazos? Aprende cómo comprar calidad y cantidad correcta